Y el billete a Eurovisión 2016 es para…¡Barei!


La representante española en el festival de la canción de Eurovisión 2016 es Barei, con la canción Say yai! , interpretada íntegramente en inglés. Así será la primera vez que España lleve una propuesta al festival europeo que no sea en castellano. La cantante madrileña se alzó con la victoria en la gala ‘Objetivo Eurovision’ con la máxima votación de los tres jurados nacionales, Edurne, Carlos Marín (Il Divo) y Loreen. También fue la segunda más votada del jurado internacional compuesto por Reino Unido, Francia, Italia y Suecia. Finalmente consiguió también el apoyo del público que estaba viendo La 1 de TVE y llevará a Estocolmo, sede de este año, un tema que es un mestizaje del soul, disco y funk.



La artista madrileña, de 33 años, viene del panorama independiente y llegaba a la gala con altas expectativas después de los sondeos en las semanas previas. El tema, que en un principio era íntegramente en inglés, tuvo que modificar parte de sus coros al español por petición de TVE, que se negaba a tener una propuesta que no incluyese el idioma nacional, pese a las reticencias de la cantante: "hay sonidos y estilos que no funcionan con el castellano. No tengo nada en contra de mi idioma, que me parece mucho más bonito que el inglés como lenguaje, pero yo hago soul, música negra y funky, y el castellano no casa bien".


Se tuvo que realizar esa modificación para la preselección, pero a última hora la cadena pública rectificó y le permitió a Barei cantar la propuesta inicial y comenzaron las sorpresas. El jurado internacional no fue quien más la votó, como cabía prever, sino que fueron el televoto y los miembros del jurado nacional quienes le dieron el triunfo con 114 puntos. Segundo fue el pop schlager de Xuso, con Victorious, que obtuvo 94 puntos, mientras el rítmico Días de alegría de Salvador Beltrán quedó tercero con 72 votos, gracias al primer puesto del jurado internacional. Cuarta fue María Isabel y su La vida sólo es una con 68 puntos y empatados a 66, Electric Nana con Now y Maverick con Un mundo más feliz.


Pensando ya en su puesta en escena el 14 de mayo en Estocolmo, Barei declara: "el inglés se va a quedar, y en la puesta en escena quiero algo muy visual e innovador, no es algo que no se haya visto hasta ahora, pero quizá sí la manera de combinarlo. Algo minimalista, con mucha potencia visual, pero que no distraiga de lo importante, que es la canción. Loreen es el ejemplo perfecto. Está quieta, en su sitio, y cada sílaba que dice se come el universo".


Durante toda la gala se dejó en el aire una declaración de intenciones que la artista confirma: "quiero llevarme a todos mis compañeros a Suecia, también se lo merecen, y aunque no sea sobre el escenario, que se vengan con nosotros y puedan estar, por ejemplo en la Green Room". Jura que va a hacer todo porque España llegue a un puesto mejor de los que hemos tenido en los últimos años: “Europa va a bailar y cantar el Say Yay!, y el hurray es por todos vosotros, y vivir en el intento, como dice la canción, al final da sus frutos".

Objetivo Eurovisión, una gala de errores


Todo esto se fraguó en el programa de TVE ‘Objetivo Eurovisión’, que prometía ser innovador y acercarse al modelo de preselección de los países escandinavos. Y se quedó en eso, en una pura declaración de intenciones. La gala ya comenzó mal, con un falso directo de Loreen, para el que se necesitaron tres tomas y que culminó en un directo con la cantante en el plató como si acabase de darlo todo. Después la conductora, Anne Igartiburu, que en su afán de darle ritmo, confundió el nombre de los jurados y se trabó infinitas veces, perdiendo el sentido de la gala. Mil errores más en realización de cámaras, con pésima movilidad, mala iluminación y un sonido paupérrimo, que no conseguía el equilibrio entre la voz del cantante, la de los coros y la melodía de fondo.


Los errores más importantes del programa los sufrieron Salvador Beltrán, cuyos coros no tuvieron sonido y gritaron hasta ser escuchados por el micrófono del cantante. También Electric Nana vivió el desastre de la organización de la gala, pues no le dieron paso para cantar y tuvo que aguantar el tipo unos cuantos segundos en directo hasta que comenzó la melodía. Finalmente el jurado internacional, que todo el mundo esperaba que dijese eso de “twelve points”, se limitó a salir en un video pregrabado y votar conjuntamente, de manera sorprendente para todos. Son solo algunos ejemplos de una gala calificada por los expertos como “casposa y de mala calidad”, que recogió sus escuetos datos de audiencia, dejando a La 1 como cuarta opción de la noche, con un 9,1% de share, 3 puntos menos de los cosechados por la serie Carlos, Rey Emperador la semana anterior.


Se espera que en próximas elecciones, la televisión pública haga un programa a la altura de la decisión que se está tomando. Barei será la abanderada española en la final de Eurovisión, teniendo como reto mejorar el puesto 21 de Edurne y realizar mejoras en su tema y en una coreografía y puesta en escena, que aún ayer estaban en paños menores. La propuesta española puede destacar si las proposiciones de calidad musical y fuerza visual en el escenario de Estocolmo se convierten en realidad. Pero para saber esto, tendremos que esperar al próximo 14 de mayo, hasta entonces, esperemos que el trabajo sea el correcto por parte de la cadena estatal y la artista madrileña.


#Eurovisión #JavierMárquezMuñoz #ElJovenTintero #Barei #Eurovisión2016 #eurovision

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.