© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid  |  +34 610 98 77 70 

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.

La excelencia, el protagonismo y el glamour han sido los 'viajes' más especiales los Premios


La noche del 4 de mayo de 2017 ha sido la fecha elegida para la celebración de los Premios Condé Nast Traveler, otorgados una de las revistas más influyentes en el ámbito cultural dedicada al sector del viaje.

Ayer acudimos al Hotel Ritz para conocer las mejores galas de las figuras más destacadas, que un año más se convirtieron en el puto de mira, no sólo por la entrega del dorado Condé Nast Traveler, sino por sus atuendos.

Compañeros de profesión y amigos colaboraron con la actriz, Rossy de Palma para ejercer como 'entregadores de lujo' de los premios que componen las 23 categorías.


Entre ellos...

Lulú Figueroa, la pintora blogger y nieta de la condesa de Romanones, fue la encargada de entregar los premios al Accesorio de Viaje y Producto de Belleza. Optó por una falda midi que le llegaba a la altura de las rodillas con un estampado glitter en tonos fucsias y azules combinados con un básico negro en la parte de arriba.


Quique Dacosta, cocinero y entregador de premios con más sabor, acudió acompañado de su pareja Andrea Arias. Él de negro y ella de blanco.


Ana García Siñeriz, directora Conde Nast College, acudió a la gala con una combinación de dos piezas en color azul marino; los pantalones acampanados y para contrastar, eligió un bolso en color crema.


Stany Coppet entregó a Bar Rafaeli el Premio Espítiru Traveler 2017. Él con un elegante traje y corbata azul marino. Ella, lució un vestido sencillo a la par que elegante en un tono negro y unas sandalias de tiras del mismo color.



Michi Primo de Rivera, no se quiso perder ningún detalle. También acudió a la cita de los profesionales del viaje. Al igual que el resto de figuras masculias, vestía un traje azul marino, con la corbata del mismo color y lunares amarillos.


Marta Etura entegó a Boris Izaguirre el Premio Viajero del año 2017. Ambos muy elegantes. Parece ser que el negro ha sido el color de la noche. Marta, con un vestido largo y escotado de manga larga y un recogido.

Boris Izaguirre, trajeado, con signos de alegría en su rostro tras haber recibido el premio.



El Excmo. alcalde de Tel Aviv, Mr. Ron Huldai no quiso perderse el evento y recogió el Premio a la Ciudad del Año: Tel Aviv. Acompañado de su mujer, con un vestido de volantes en el lateral en negro y rojo.


La aristócrata francesa Beatriz D'Orleans, asistió a la entrega con un vestido negro y toques glitter de manga corta. El azul fue el color elegido para el bolso, una elegante forma de contrastar.


La bloguera Mónica de Tomás, conocida como ´Monimolesquine´, disfrutó de los premios con un look muy colorido. Fue partidaria de un vestido floral con frunce en la cintura que marcaba su figura a la perfección. A conjunto con los zapatos azules, el bolso que llevó en su mano derecha.


Ana Fernández, Ernesto Alterio y Ana Polvorosa fueron también encargados de hacer entrega de los galardones.

Ana Fernández optó por un vestido beis encorsetado y por debajo de las rodillas y unos zapatos de salón blancos y negros.


Ernesto Alterio, llevaba un traje azul y una camisa del mismo color y un tono más claro.


Ana Polvorosa, acudió a los premios con un vestido negro de tirantes bordado en el escote, en la cintura y en el bajo que llegaba por debajo de las rodillas y con sandalias de tacón sencillas del mismo color.


La celebración de los Premios Condé Nast Traveler 2017 ha irrumpido con todo tipo de estilos y como bien es apreciable, el negro ha sido el gran protagonista.

Por eso, sin lugar a dudas; la excelencia, el protagonismo y el glamour han sido los 'viajes' más especiales de la noche.


  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon