Mitos, consejos y cosmética para disfrutar del sol con seguridad



El sol es sinónimo de bienestar y entre otras cosas fortalece los huesos, activa la circulación y ayuda a mantener una salud ósea correcta, que permite la síntesis endógena de vitamina D o el buen funcionamiento de procesos fisiológicos claves. Pero no todo es positivo, ya que una larga o excesiva exposición al sol puede derivar en numerosos problemas, sobre todo de la piel. Algunos de ellos son envejecimiento prematuro, arrugas, manchas oscuras, pérdida de elasticidad, áreas ásperas, secas y escamosas, cambios en el ADN de las células de la piel, cataratas o problemas visuales, la reactivación de virus, como el herpes labial, cambios en el sistema inmunitario o procesos tumorales como el cáncer de piel, siendo las personas más afectadas las de piel blanca.


La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) arroja unas cifras preocupantes: en España se diagnostican 3.200 casos de cáncer cutáneo anualmente, una cifra que aumenta un 10% cada año. El 80% del daño solar se produce antes de los 18 años, de ahí la importancia de la concienciación y la educación solar. La cifra positiva es que este tipo de cáncer es uno de los que tiene mejor tratamiento, ya que, diagnosticándolo a tiempo, se cura en el 95% de los casos.

Mitos

Muchos de estos problemas provienen al no tomar las precauciones adecuadas. En muchas ocasiones, estas buenas prácticas no se producen debido a mitos que llevan a malos hábitos y a conductas nocivas para la salud. La empresa de productos de salud y biocosmética basados en ajo negro Ondalium, ha identificado 5 de los mayores mitos relacionados con el sol:


1. Si está nublado, no me voy a quemar: tal y como recordaba en una reciente campaña el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña (COFC), el 90% de la radiación proveniente del sol consigue atravesar las nubes. Sin embargo, la sensación de que el sol no calienta tanto puede llevar a no tomar precauciones. Por eso, los días nublados pueden acabar convirtiéndose en los más peligrosos.


2. Es bueno empezar el verano con sesiones en una cabina de rayos UVA: la luz UV artificial emite una intensidad de radiación mucho mayor a la que emite la solar. Por tanto, lo que entendemos como ‘preparar’ la piel para el verano es erróneo, ya que las radiaciones que recibiremos en estas cabinas serán más concentradas y perjudiciales que las que provienen del sol.


3. Con una protección muy alta o ‘protección total’ me puedo relajar todo el día: el término ‘pantalla total’ no existe. Se debe echar la crema 15 o 20 antes de la exposición al sol y los dermatólogos recomiendan renovarla cada dos horas, como mínimo, así como tras darse un baño o sudar, aunque esta sea resistente al agua, para mantener su eficacia.


4. Si tengo piel oscura, no necesito crema protectora: la radiación solar continuará dañando las células, aunque no se produzca una quemadura evidente, como les pasará a las personas de piel más clara. De hecho, aunque una mayor cantidad de melanina aumenta la protección al sol y evita las quemaduras, eso no previene de la radiación.


5. Con aceite, me pondré moreno en menos tiempo y con menor riesgo: es más bien al contrario. Existen aceleradores o intensificadores del bronceado con aromas sugerentes y efectos muy rápidos, pero no todos ellos contienen el factor de protección necesario (normalmente de 15 o 30), por lo que se incrementa el riesgo de padecer enfermedades de la piel. Además, el de piel es un tipo de cáncer muy asociado con la juventud, ya que solo un 2% de los jóvenes se preocupa por protegerse debidamente, según el COFC.

Consejos

Pero estos efectos adversos se pueden evitar, si se siguen los 10 sencillos consejos que recomiendan el Ministerio de Sanidad y las organizaciones especializadas:

  1. Evitar las exposiciones prolongadas o siestas bajo el sol, así como durante las horas centrales del día (de 12 a 17 horas).

  2. Vestir prendas ligeras y no ceñidas para ir cómodo y a la vez disminuir la exposición directa del cuerpo al sol: pantalones largos, camisas de algodón de colores claros…

  3. Aprovechar la protección de llevar sombrero o gorra.

  4. Utilizar gafas de sol homologadas que filtren el 90% de la radiación ultravioleta, como mínimo, para proteger los ojos.

  5. Aplicarse productos de protección solar: deben tener un factor de protección elevado e indicado para edad, el tipo de la piel y la zona del cuerpo. Estos productos no ofrecen una protección total frente a los rayos del sol, sino una disminución del riesgo.

  6. La radiación penetra hasta un metro en agua clara, por lo que hay que ser especialmente precavidos si nos encontramos dentro del agua o si estamos mojados.

  7. Tener un cuidado especial con los más pequeños, ya que son muy sensibles a estas exposiciones, evitando que los menores de 3 años reciban estos rayos y utilizando factores de protección solar mayores de 40.

  8. Si se toma medicación, revisar que esta no aumente la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta.

  9. Las quemaduras solares incrementan con la altura, aumentando un 4% el efecto de las radiaciones ultravioletas por cada 300 metros. Por ello, no solo no hay que descuidarse por no ir a la playa o a la piscina, sino que hay que ser aún más precavido si se va a la montaña.

  10. Tomar alimentos buenos para la piel, como la zanahoria o el ajo negro: Los estudios demuestran que el consumo oral de ajo negro protege de la inmunosupresión que produce la radiación UV. Esto es posible gracias a los compuestos azufrados hidrosolubles y a los antioxidantes, como los polifenoles, que contiene este superalimento, que tienen efecto antiinflamatorio y antioxidante también.

¿Qué fotoprotector elegir?

Los filtros físicos, compuestos por minerales como el hierro, el óxido de zinc o el dióxido de titanio, reflejan la luz y actúan a modo de escudo, lo que hace que la luz rebote. Por el contrario, los filtros químicos captan los rayos del sol y los transforman en energía, inocua para la piel, sin reflejar la luz.


Para la cara



Melascreen UV Crema ligera SPF 50+ UVA de Ducray que limita y atenúa las manchas oscuras y protege del fotoenvejecimiento (16,30€)


UV PLUS Anti-pollution SPF 50 de Clarins Mens que refuerza, hidrata, energiza y reconforta oil free de acabado mate para una rápida aplicación y absorción (43,50 €)


B-Protect 50+ de Avéne,una nueva protección solar 3-en-1: muy alta protección contra los rayos UV, escudo anti-polución y efecto embellecedor (14,70€)


Hidratante facial SPF 25 de Amapola Bio con gran hidratación y protección media frente a UVB/UVA sin nanopartículas, para los 365 días del año (16,50)


The Ritual of Namasté Spf 50 Daily Sun Protection de Rituals, un escudo para todo tipo de pieles que protege de los rayos UVA y UVB, la polución ambiental y los radicales libres (29,90€)


Para el cuerpo



UV Water Spray Protector Invisible en SPF 50 de Delial, textura tan ligera y fresca como el agua, contiene filtros anti UV que protegen al instante y está enriquecida con aloe vera (14,90€)


P20 presenta una formulación única, libre de colorantes, perfumes y parabenos. Alta resistencia al agua, con protección duradera (hasta cuatro baños de 20'), filtro UVA de última generación y textura ligera y secado rápido (19,50€)


Crema de protección avanzada PS50 extreme de Lamdors previene el fotoenvejecimiento y calma la piel, además es hidratante y está formulado con vitamina E y alfa-bisabolol (22,30 euros)


Aceite en Bruma Solar UVA/UVB 30 de Clarins no es graso con acabado de tacto seco. Alta Protección para tu cuerpo. Protege la piel y el cabello del sol y los efectos desecantes para revelar el bronceado más atractivo (31,50€)


Fluido Sport 50+ de Avéne, una formula adaptada que protege de los UV y del estrés oxidativo. Textura transpirable y muy resistente al agua (21,27€)


Para el cabello


El aceite protector de a la cera de Ylang-Ylang de Klorane es eficaz contra la sal, arena y cloro. Nutre en profundidad, enriquecido en filtros UVA y UVB (14,26€)


My Organics Sun Protection SPF15 protege la piel de la sequedad causada por el sol, el agua salada y el cloro. Mantiene la suavidad del cabello y previene la pérdida del color (31€)


Bariésun de Uriage es un spray de aceite seco con SPF 50+ que protege de la desecación y asegura una altísima protección (17,65 €)


Sun Protect Hair & Scalp de Primark Beauty, una fórmula no grasa y de fácil absorción que permite al cabello estar protegido y texturizarlo durante todo el día (3,50 €)


Desde el interior



Extracto Fluido Concentrado de Ajo Negro (EFCAN) de Ondalium tiene gran efecto antioxidante, protegiendo de los rayos del sol y previniendo la aparición de arrugas, manchas o flacidez en la piel (26,10€)


Vitamin Well Care, contiene botina que favorece el aspecto suave e hidratado de la piel y ayuda a reparar las pieles deshidratadas secas o irritadas (1,90€)


Uno de los AOVE más premiados del mundo, Palacio de Los Olivos, de variedad picual, presenta un alto contenido en polifenoles (antioxidantes), que ayuda a prevenir la expansión de los radicales libres provocada por el sol y la contaminación (4,70€)


Las aceitunas, como las nuevas recetas de La Sota de Grupo Cazorla, protegen por dentro del daño oxidativo gracias a su alto contenido en ácido oleico y Vitamina E. Además, contienen altos niveles de antioxidantes y vitamina A, ayuda a la piel a mantener un tono radiante y saludable de piel (C.P.V)


After sun


Aceite de Polysianes con alta concentración en Monoï de Tahití y Morinda, nutre la piel, la sublima y la protege contra en fotoenvejecimiento (14,03€)


Aloe Vera de Cien es 100% ecológico y cultivado en Tenerife, complementado con aceite de almendras y manteca de karité (2,49€)


Aloe Vera 99,9% de Armonia Cosmética Natural suaviza e hidrata en profundidad, alivia la hinchazón y calma el dolor refrescando la piel. Obtenido a partir de hojas frescas trituradas mantiene intacta la acción regeneradora (13,85€)


Gelée Rafraîchissante Après Soleil de Clarins es un gel refrescante con hidratación garantizada de 24 horas para evitar que la piel descame. Está compuesto a base de extractos de plantas antirradicales libres, reconfortantes y superhidratantes (29,50 €)


Ampolla After Sun Solar-Age de Gisèle Denis con propiedades antiedad y reparadoras para tratar los efectos de la exposición al sol gracias a su capacidad antioxidante y reafirmante (15€)




  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.