© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid  |  +34 610 98 77 70 

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.

EL ROCE HACE EL CARIÑO


La distancia juega conmigo, con mis sentimientos. Araña mi corazón de una forma tan suave, que solo yo lo noto. Ella no lo nota, pero lo sabe. Sabe que me quiere junto a ella, pero ella es más fuerte que yo. Tiene su vida, estoy en ella, pero no como me gustaría. A veces me pregunto qué hago aquí, o que hace ella allí. Pero no puedo evitar sentirme culpable, soy yo el que se ha marchado, el que se ha ido lejos, el que de una forma u otra ha evitado nuestro amor.

Regreso, y como si no hubiese pasado nada. Nuestros labios se rozan, y nuestros cuerpos se fusionan en más de una ocasión. Es como la primera vez y sabiendo que no será la última. Los dos lo sentimos. Pero una vez más, debo decir adiós.

Adiós...

Adiós que se transforma en hasta luego al poco tiempo. Pero en la distancia y en el tiempo se ve que no solo estamos nosotros. Me da miedo enamorarme de otra. Temo que te enamores de otro y que te olvides de la mirada que dice te quiere cada vez que te ve. Pero lo que verdaderamente me aterra, es que se enamoren de ti, y aun más, de mí. No sé que hare si ese momento llega. Estar con ella, seria mentirle. Decirle te quiero, seria engañarle. Crearle falsas ilusiones y hacerle daño, no me lo perdonaría nunca. Por lo que luchare, y apuesta a que lo conseguiré, para estar a tu lado… o tal vez, para encontrar por el camino a alguien tan increíble como tú, como esos besos tan delicados que me das o el brillo del suave vaivén de tus caricias.

#opinión #reflexión

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon