El carnaval de Villarrobledo, el más largo del mundo con 11 días de celebración y más de 500 años de



Plaza Ramón y Cajal de Villarrobledo - Carnaval nocturno

Por su historia, su singularidad y complejidad, por la unión de todos los ciudadanos, el entusiasmo de los más carnavaleros y la participación de los más pequeños, el Carnaval de Villarrobledo (Albacete) es un referente que aúna tradición y arraigo, y convierte esta Fiesta de Interés Turístico Nacional en un atractivo para miles de visitantes de todos los lugares, y cuyo máximo galardón que se entrega durante esta fiesta, es el codiciado "banderín del carnaval" (conoce cómo ha sido otros años). Un carnaval que comenzó en 1510 y que actualmente es conocido como "el más largo del mundo", con 11 días, desde el inicio en Jueves Lardero hasta el domingo de Gachas.


El Carnaval de Villarrobledo se remonta al año 1510, cuando sólo se celebraba un día y existía una única norma: nadie se podía desprender de su máscara. Más tarde, el carnaval desaparecería durante los años de la Guerra Civil volviendo a aparecer en 1948 tras recibir el permiso especial del Gobernador Civil de Albacete, quien daría el visto bueno para que esta celebración diera suelta a la imaginación y al ingenio.

A principios de los años 80 se marca otro hito, se conforma el Carnaval que hoy conocemos. Años atrás ya existían los “Carnavales de Calle” que concentraban a miles de villarrobledenses desfilando al ritmo de las charangas por las calles, pero fue gracias a la Asociación de Amigos del Carnaval como se consiguió institucionalizar estos desfiles, estableciendo tres, el de adultos, el infantil y el regional.

Las Cortes de Castilla-La Mancha declararon los Carnavales de Villarrobledo en 1986 como Fiesta de Interés Turístico Regional. Años más tarde, tras el esfuerzo y entusiasmo de los ciudadanos de la localidad albaceteña, estos carnavales reciben en 2011 la denominación de Fiesta de Interés Turístico Nacional.