El boom de las series de animación para adultos

Pixar, Disney, Dreamworkds… las grandes empresas de animación producen cada año una enorme ristra de películas que hacen abarrotar cines, con grandes campañas de marketing. Pero existe otro nicho que se ha establecido como pilar de la animación en los últimos años, y especialmente en la televisión: las que se engloban para adultos. Desde aquí se intentará hacer un visionado desde sus inicios hasta la actualidad, viendo algunas de las características que definen a estas producciones.


A primera vista, estas series se diferencian del resto por las temáticas usadas, así como un lenguaje explícito, pero hay un factor interno muy importante: las series de animación para adultos cuentan con historias que tienen una estructura narrativa lineal, en la cual los eventos se desarrollan con una lógica temporal clara; no será lo mismo ver la temporada 1 que la 3. Pero ¿dónde tiene sus inicios este sector del mercado televisivo?


La animación está presente desde hace décadas y puede que el primer acontecimiento grande de esta técnica se diera en diciembre de 1937, cuando se estrenó la película de Walt Dinsey, Blancanieves y lo siete enanitos. Con el paso de los años, la animación ha ido ganando terreno y obteniendo grandes cifras tanto en audiencia como en beneficios. El Rey León (2019), Frozen (2013) o Los increíbles 2 (2018) son algunas de las producciones que han superado los 1.000 millones de dólares en recaudación en taquilla a nivel mundial.


En el campo de las series, durante mucho tiempo se concibió que la animación como algo para niños pequeños, algo que ha ido variando en los últimos años, con más shows animados enfocados para un público más adulto. En los años 90 habría un acontecimiento que cambiará la forma de hacer las cosas en televisión, con el nacimiento de un nuevo canal generalista, Fox, buscando captar una población más joven, con la animación como uno de sus buques insignias. Es aquí cuando surgió la que se podría considerar la primera en series de animación para adultos: Los Simpsons (1989).


La MTV fue otra de las cadenas que buscaron apostar por este tipo de productos, y fue en 1992 cuando nació otras de las series de culto de éxito, con Beavis y Butthead, que estuvo en emisión hasta 1997; año donde surge otro de los grandes programas televisivos de animación, como es South Park (1997). Hay que destacar que tanto ésta como Los Simpsons siguen en emisión, por lo que se han posicionado entre los grandes nombres del sector.


Pero al final de esta década surgirán otras dos producciones de renombre, como son Futurama (1999) y Padre de Familia (1999). La primera, siempre a la sombra de Los Simpsons, surge en un momento de confrontación entre la Fox y Matt Groening (a estas alturas no creo que hagan falta presentaciones), cuando la cadena canceló el proyecto de Matt de hacer un sping-off de Krusty el payaso en acción real.


Mediados los 90, con Los Simpson como la gallina de los huevos de oro de la animación, pudo suponer un gran cambio en la carrera de las dos partes, pero Fox continuó insistiendo a Matt en crear nuevas cosas. Y es ahí cuando nació la idea de Futurama, que, siendo conocida por todo el mundo, únicamente tiene 7 temporadas y 140 capítulos.


Cuanto menos curiosa sería la “guerra” que llevarían a cabo Futurama y Padre de Familia, buscando copar el ansiado hueco de las 20:30 de los domingos en FOX, justo entre las dos ficciones más vistas del canal: Los Simpsons y Expediente X. Es aquí donde entra el nombre de Padre de Familia y Seth MacFarlane, otro de los grandes protagonistas de la animación para adultos.


Si uno coge la carrera televisiva de Seth, se puede apreciar como sus primeros trabajos le llevarán a crear una de las series de animación más populares de la historia. Empezó a trabajar para Cartoon Network para series como Johnny Bravo, Vaca y Pollo o El Laboratorio de Dexter, pero fue gracias a Larry Shorts (1996) cuando la Fox ofreció a MacFarlane el proyecto que daría lugar a Padre de Familia.


Internet da entrada al sarcasmo y la originalidad


La llegada de Internet, sumado al ambiente de grandes cambios a nivel mundial, son alguno de los factores que explican ese boom por la animación para adultos en los 90. La forma de contar los hechos a través de la animación da entrada al sarcasmo y la originalidad, teniendo un lienzo en blanco para poder plasmar todo lo que pasará por la cabeza de guionistas y dibujantes.


Con los 2000 habrá que tener siempre presente el programa Adult Swim. Fue creado por Mike Lazzo después de varios intentos por parte de Cartoon Network en emitir contenido para adolescentes y adultos que estuvieran viendo dicho canal pasadas las 23:00. Fantasma del Espacio de costa a costa (1994), creada por Williams Street, fue uno de los primeros intentos realizados por Cartoon Network de integrar estos productos para más adultos.


En 2001 se estrenó oficialmente Adult Swim, con un capítulo de la serie Películas Caseras, emitiéndose en un principio por las noches en Cartoon Network, hasta que en 2015 se decidió que se separara de la cadena, para poder calcular mejor los ratings, ya que tenían un público objetivo muy distinto. Es gracias a Adult Swim que apareciera en 2005 otra de las series de culto de este sector: Robot Chicken. Con capítulos de no más de 10 minutos, la serie se caracteriza por su desenfadado y cáustico sentido del humor, marcado (casi siempre) por un lenguaje soez y provocativo, utilizando técnicas de animación cuanto menos curiosas (como Adobe Flash).


La producción de Adult Swing cuenta con muchas de las series de animación para adultos más conocidas hoy en día, pero hay un producto que destaca por encima del resto en los últimos años: Rick y Morty. La serie surge cuando su creador, Justin Roiland, realiza una parodia de las películas de Regreso al Futuro, bajo el nombre de The Real Animated Adventures of Doc and Mharti. Con una estética parecida a Beavis and Butthead, Roiland intentó vender la serie a diversos canales de televisión, sin éxito por culpa del contenido tan explícito que tenía.


Es gracias a la ayuda de Dan Harmon cuando Rick y Morty comienza a ser una realidad. Además de mejorar la calidad de la animación, se redujo ese contenido tan explícito, lo que hizo que Adult Swim comprara los derechos, con la creación de los primeros 11 episodios que conformarían la primera temporada, que llegaría ya en 2013.


Con el paso de los años, las series de animación han ido evolucionando a pasos agigantados. Cada vez existen más series adultas y, en consecuencia, las temáticas son más variadas, desde comedias, sitcoms y series caracterizadas por animales, hasta los mayores dramas. A su vez, la proliferación de canales ha hecho que ese boom se hiciera realidad, como FX con Archer (2009), HBO con Animals (2016), Comedy Central con Drawn Together (2004), o Netflix con BoJack Horseman (2014), siendo esta última una de las grandes series de animación, que además terminó en enero de 2020.


Hay varios factores que explican el éxito de la serie de Netflix. Al ser emitida por el canal de streaming americano, las temporadas se estrenaban con todos los capítulos, sin tener que esperar a la semana siguiente; a eso habría que sumarle la tipología de género de la serie, una comedia dramática que lleva al espectador desde momentos en los que es imposible mantener la risa a otros en los que la tristeza y la emoción se apodera del público, con sentimientos como la soledad o la depresión profunda.


Bob’s Burgers (2011), Mr. Pickles (2014), F is for Family (2015), Big Mouth (2017) o Paradise PD (2018) son algunas de las últimas series de animación para adultos que han surgido y triunfado. Y en este 2020, los amantes de este tipo de productos están de enhorabuena, ya que Rick y Morty ha vuelto por partida doble: a la vez que ha vuelto la cuarta temporada, se ha estrenado la nueva serie de Justin Roiland, Solar Opposites. En un primer lugar parecerá una copia de su homóloga, pero cuenta con un guion y una personalidad que puede llevarla a triunfar.


En realidad, ya lo está haciendo, y es que según Hulu (canal que la emite), Solar Opposites se ha coronado como el mejor estreno de comedia en la historia de la plataforma, asegurando que más del 40% de los espectadores que se han acercado a verla, se han visto los ocho episodios disponibles en menos de dos días.


Parece claro entonces, que el futuro de este mercado está asegurado, con la aparición de nuevas plataformas de contenido como Netflix o Floxer como parte esencial de ese establecimiento en las cuotas altas de material audiovisual, segmentando aun más la audiencia, pudiendo elegir ellos qué ver y qué no ver, sin tener que estar pendiente de un horario para ver la televisión.


Nos encontramos en una época bastante buena para las series de animación para adultos, donde todos los años encontramos nuevos estrenos gracias a la aceptación del público y auguramos un futuro prometedor para el sector ya que las series animadas para adultos han venido para quedarse.



#serie #animación #cine #comedia #Pixar #Disney #Dreamworkds #Netflix #HBO #Floxer #Hulu #CartoonNetwork #JustinRoiland #ComedyCentral #LosSimpsons #Futurama #AdobeFlash

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.