top of page

Qué es un "monkstrap" y cómo llevarlo en 2023


Los zapatos masculinos son un mundo todavía por descubrir y es que no son muchas las personas que conocen los nombres o las características de los diferentes diseños, sobre todo, los más formales o de vestir. Dentro de este amplio y fantástico mundo de los zapatos de vestir encontramos un diseño especialmente elegante, el monkstrap.


Un diseño cuya principal característica es su cierre con hebilla en el lateral, que pueden ser una, dos o incluso tres hebillas para darle un toque que mezcla la tradición con un diseño más vanguardista. El zapato monkstrap es uno de los diseños más cómodos a la hora de vestirse en el día a día ya que se abrocha en cuestión de segundos y eso permite ajustarlo al tamaño de cada pie, o empeine.


En cuestión de protocolo y estilos, los expertos afirman que se encuentra a medias entre los mocasines y los zapatos Oxford, es decir, los zapatos monkstrap son más formales que unos mocasines pero menos formales que el clásico zapato de estilo Oxford con cordones. Sin embargo, hoy en día se lleva indistintamente en diferentes registros, tanto para acudir a la oficina combinados con un traje o un estilismo un poco más informal, o para eventos que requieren de mayor formalidad como una boda o una cena de gala, entre otros.


Lo que sí sabemos es que este tipo de calzado es uno de los más modernos en la historia del calzado formal y no tiene mayor explicación que la de la forma en la que se trabaja su diseño, es decir, tanto los cortes como la hebilla tuvieron que darse más tarde, cuando la sociedad tuviera las tecnologías necesarias para fabricarlo. Aunque en este caso el término moderno no es tal y como lo conocemos, ya que estos diseños datan nada menos que de la Alta Edad Media, evolucionando así de las sandalias con hebillas que llevaban los monjes.


Cómo llevar los monkstrap este 2023

Las firmas Glent y Scotta 1985 tienen diferentes tipos de zapatos monkstrap con doble hebilla para llevar con traje y es que, según los expertos, cuanto más oscuro es el color y más sencillo es el diseño, más formal es el resultado final. El negro o marrón siempre es un acierto en estos casos. De ahí va descendiendo la formalidad atendiendo tanto al color como al diseño por lo que se puede llevar también con traje a la oficina, con chinos y camisa o sencillamente con unos jeans y un jersey más para el día a día pero sin perder el toque elegante y clásico.


Comments


bottom of page