¿Qué le ocurre a tu cuerpo abordo del avión?



Depende mucho de la duración del vuelo y del destino, pero por general, subirse a un avión supone una dura prueba para el cuerpo. Si eres una frequent flyer deberías tomar medidas a 35.000 pies de altura para aterrizar con la mejor de las caras.


"Los cambios de presión atmosférica, unos niveles de humedad ambiental del 8%, cuando descender del 20% ya supone una dura prueba para la epidermis, los materiales que revisten las cabinas y que tienen hasta 5000 elementos volátiles (hidrógeno, carbono, flúor, cloro, bromo…), la cantidad de rayos solares que atraviesan las ventanillas y afectan a la piel como los infrarrojos o los rayos X de acción glicante del ADN… todo esto convierte el avión en un escenario hostil para la piel", asegura Paola Gugliotta, co-creadora y directora de Sepai.


1. AL EMBARCAR


La piel ya nota los estragos del aire acondicionado o la calefacción y la falta de ventilación natural de los aeropuertos. Una vez cruzado el finger, lo más habitual es que ya esté ligeramente deshidratada y más frágil.


Para proteger la piel…


Sepai, Martiderm y Uriage


2. ALTURA DE CRUCERO


La escasa humedad ambiental de la cabina comienza a deshidratar tu piel. Hasta adquirir la altura de crucero, e cambio de presión altera el film hidro-lipídico que protege la piel. A 35.000 pies de altura la llega menos sangre a la piel y se percibe una pérdida de tono. Además, debemos comer saludable para mantener el funcionamiento de nuestro cuerpo correctamente. Evitar el consumo de alcohol o las grasas.


Cuerpo a salvo…


Sepai, Roha-Max y Unica +72hydra

3. UNA HORA DESPUÉS


Para contrarrestar la presión exterior, el interior del avión se presuriza con aire acondicionado de baja humedad, y esto hace descender los niveles de oxígeno dérmicos. Además, la alta concentración de anhídrido carbónico del entorno (5 veces superior a la del aire natural) asfixia la epidermis y apaga el tono de la piel. La hidratación de la piel disminuye un 20% más.


Mantener la hidratación por fuera y por dentro…


Beauty&Go, Sepai y Vitamin Well

4. DESPUÉS DE OCHO HORAS DE VUELO


La baja presión provoca que el aire de dentro de nuestro cuerpo se expanda y la circulación se ralentice. Las piernas están hinchadas y pesadas.


5. ATERRIZANDO


La piel está tirante y grisácea y se tiene sensación de pelo “sucio”. Después del vuelo, la cantidad de rayos solares que han atravesado el avión han provocado una glicación del ADN de la piel.

Aterriza sin ojeras y con la piel reparada…


Sepai, Martidem, Twelve Beauty y Matriskin

ERRORES


“El gesto tan extendido de pulverizar un mist o agua termal sobre la piel a bordo del avión puede ser contraproducente para la piel si se hace con mucha frecuencia, y si no se absorbe en al menos 20 segundos una vez aplicada. Están formulados con ingredientes humectantes y el producto se queda sobre la piel y puede agravar la deshidratación”, afirma Gugliotta. "Recomendamos aplicarla, no más de 1 vez por cada 5 horas de viaje, y secando el excedente de producto 15-20 segundos después de su aplicación”.



#SEPAI #Unica72hydra #RohaMax #VitaminWell #BeautyGo #Uriage #Martiderm #TwelveBeauty #Matriskin #Martidem

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.