El vino lucha por hacerse un hueco en Bélgica



Los belgas tienen fama de ser unos de los mejores productores y consumidores de cerveza a nivel mundial, pero se desconoce que estos aficionados a la bebida fermentada consumen cada día un millón de botellas de vino. A la hora de tener en cuenta este consumo, cabe destacar la importancia otorgada a la cerveza por parte de los propios belgas, doblemente consumida en todo el país.

El consumo del vino en Bélgica ha pasado desapercibido a lo largo de los años. Este dispendio siempre ha sido así, hasta que año tras año y hasta nuestros días, las importaciones registran un sostenido crecimiento de manera general. A pesar del desconocimiento de muchos, el país hoy en día se encuentra en alza en el impulso del consumo y la producción de vino. Esta bebida ha ganado categoría gracias a que “en 1986, tras la entrada en la UE, Bélgica adquirió una denominación de origen, que entre todos elegimos”, afirma Kris Peeters, ministro de Empleo, Economía y Asuntos del Consumidor, durante la inauguración de ‘Megavino’, la feria vinícola más importante del Benelux.


Las estadísticas del patrón de comportamiento de consumo en Bélgica, destacan que en todo el territorio belga, la parte de Flandes cuenta con el índice más bajo en aficionados al vino debido a la influencia que reciben por parte de los anglosajones. Así mismo, los flamencos prefieren por igual descubrir y beber vinos que procedan de otro continente como de sus propios cosechas. Por otro lado, en la región valona esta bebida procede en gran medida de Francia, representando dos tercios del mercado belga, relegando a un lado la producción propia. Actualmente, viticultores de todo el mundo se esfuerzan por introducir en todo el país sus productos, intentando seducir al consumidor belga.


Para promover e incentivar el consumo del vino en Bélgica, cada año tiene lugar en Bruselas la feria internacional ‘Megavino’. Este salón ha impuesto tendencias, ha abierto a los belgas la inmensidad de esta bebida, ofreciendo y garantizando una oferta mundial. El Brussels Exhibition Center acoge cada año en la feria más importante del Benelux a más de 25.000 personas, con más de 370 expositores de alrededor de 32 países, reuniendo a productores de todo el mundo, con distribuidores e importadores.


“La calidad de nuestros vinos es mucho mayor que la imagen que damos”, afirma Bonet Ferrer, presidente de Megavino. Ferrer destaca que los vinos son asequibles para todos los bolsillos, alegando que “una gran parte de nuestra producción se vende a precios muy bajos, alrededor de cuatro euros en Bélgica”.


España, País Invitado de Honor


En la pasada edición de la feria, España jugó un destacado papel para el comercio vinícola en Bélgica. En 2013, España fue el País Invitado de Honor, sirviendo así para dar a conocer las bodegas españolas productoras de vinos sin representación en el mercado internacional y facilitar la búsqueda de importadores en este nuevo gran mercado.


En 2014, las vinícolas de Jerez han conseguido llegar al paladar de los consumidores belgas. Marina Peña, representante de ‘Jerez Ciudad Europea del Vino 2014’ afirma que “para nosotros es un orgullo abrirnos mercado, sobretodo en Bélgica, que ahora se ha convertido en un gran consumidor, dejando a un lado el consumo de su famosa cerveza”.


Bélgica sigue siendo el paraíso de la cerveza


A pesar de todo, la cerveza continúa influenciando a la población belga. A esta marcada diferencia aluden las estadísticas, que afirman que durante el pasado año 2013, la media de consumo de vino por adulto fue de 41,7 litros al año, con un alza del 11,3% en referencia del año 2003, consiguiendo la 9º posición en el ranking mundial; dejando al país en la 7º posición de consumidores del mundo de cerveza, con 93 litros por persona al año, por detrás de Republica Checa (156,9 l), Irlanda (131,1 l) o Australia (115 l), y por delante de Dinamarca, Finlandia y Luxemburgo. Lejos de España, con 83,3 litros por persona de media anuales.


Aunque el consumo belga de vino está en alza, Bélgica sigue siendo un paraíso para los amantes de las cervezas, con más de 1.500 variedades autóctonas.


Una vez más, y a pesar de este importante crecimiento en el consumo y producción del vino, el mundo no tiene en cuenta la producción vinícola, y es que a pesar de que los belgas miman su cerveza, desde el ministerio belga de Empleo, Economía y Asuntos del Consumidor, se espera que en 2017, el país sea uno de los consumidores de vino más destacados de Europa.


#corresponsal #reportaje #trabajo

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.