Elabora en casa el auténtico ritual del asado argentino



El asado argentino es algo más que un momento de consumo. Se trata de todo un ritual en torno a la preparación de la carne, al aire libre y en compañía de amigos y familiares. Por este motivo, el chef Javier Brichetto, embajador de la marca de carnes argentinas Premium Pampeana, comparte el paso a paso del ritual para preparar un asado argentino perfecto. También disponible en su canal de Youtube con vídeos explicativos y recetas.


En primer lugar, la preparación del fuego. Lo ideal es combinar leña con carbón vegetal, empezando por prender este último. Una vez encendido, se añade la leña, preferiblemente de encina. Se deja la combustión entre 40 minutos y una hora, donde lo importante es tener una brasa roja.


Cuando alcance la temperatura ideal, se distribuye la brasa sobre toda la base de la parrilla y ésta se calienta 15 minutos antes de asar la pieza, para que se pueda sellar y caramelizar la superficie. Tanto la parrilla de hierro en forma de V como la parrilla vasca de varillas redondas pueden dar un excelente resultado.


Mientras el fuego va alcanzando su temperatura, lo ideal es empezar con un aperitivo, que en Argentina llaman “picada”. Se sirven diferentes embutidos, quesos o aceitunas que se acompañan de vermut.


Llega el momento de cocinar la carne. Si es fresca, se saca del frío y se deja atemperar durante 15 o 20 minutos y se sala la pieza por ambos lados 10 minutos antes de llevarla al fuego. En el caso de que estuviera congelada, se deja la noche anterior en la nevera para que se descongele de forma adecuada y se repiten los pasos de la carne fresca. En su catálogo, Pampeana cuenta con 7 cortes diferentes (disponibles solo en El Corte Inglés) provenientes de animales criados a campo abierto en la Pampa Argentina, alimentados únicamente a pastos naturales sin suplementos de proteínas de origen animal (pienso): ojo de bife o lomo alto Selección Especial Don Luis, lomo alto o bife ancho, lomo bajo o bife angosto, solomillo o lomo, cadera o corazón de cuadril, entraña y tapa de cuadril o picaña.


El típico asado argentino comienza con los chorizos, mollejas o morcillas de aperitivo, mientras que los cortes de carne salen después. Las verduras son el acompañamiento de las carnes y se suelen utilizar pimientos, berenjenas, calabacín, boniato o patatas. También las ensaladas están presentes aquí, como la clásica ensalada mixta preparada con lechuga, tomate y cebolla.


Para acompañar las carnes, Brichetto aconseja un vino tinto, como los de la variedad Malbec. Al finalizar, todos los comensales felicitan a quien estuvo al frente de las brasas al grito de “¡Un aplauso para el asador!”


Moncagua, Swinto y Arguentota de Belasco de Baquedano (Mendoza, Argentina)