Es momento de terrazas

Ahora más que nunca, es momento de terrazas que tanto gustan. Quizá sea porque lo asociamos a buen tiempo, a planes con amigos o a momentos de diversión, pero lo cierto es que una terraza tiene siempre algo de especial. Por ello, hemos seleccionado algunas de las mejores de terrazas de Madrid.


ALOHA POKÉ


La terraza de Aloha Poké de Goya (Plaza de Felipe II, 8) ofrecen sus pokés hawaianos con ingredientes saludables y nutritivos como salmón, atún, mango, tofu, aguacate, sésamo, wakame... En su carta, hay más de mil combinaciones con opciones gluten free, veganos, sin lactosa, bajos en sodio, ricos en proteínas y libres de azúcares simples. Así como, postres caseros hawaianos, zumos de frutas naturales y entrantes. Como novedad es que acaban de lanzar su propia App (Aloha Poké App) para realizar sus pedidos, tanto take away como delivery en todos sus locales.

APURA


Ubicada en General Oráa 45, en pleno barrio de Salamanca, la terraza de Apura destaca por su selección de tapas y piqueos –guacamole con totopos caseros y rocoto, steak tartar con aliño de ají limo y cilantro, etc.– y los bocadillos y hamburguesas de pan artesanal de masa madre– de chicharrón de cerdo con camote frito y salsa criolla, de pavo asado con crema de ají y boniato o de calamar en tempura con rocoto… que también se pueden compartir, ya que se sirven cortados en dos mitades.


ARZÁBAL


lvaro Castellanos e Iván Morales llevan semanas a tope con su delivery, tanto de Arzábal como de Kirikata, pero reconocen que ya tenían ganas de abrir puertas y recuperar poco a poco el contacto con el cliente. Su terraza de Menéndez Pelayo, 13 ofrecerá lo de mejor de la cocina tradicional, de la memoria y de los bares de tapas. Es posible disfrutar de Arzábal a cualquier hora del día, ya sea con una copa de champán y maridaje de aperitivo, como de una cena que se alarga hasta la madrugada.

CAFÉ COMERCIAL


A los pies de la Glorieta de Bilbao, en el nº7, se encuentra la terraza del Café Comercial, un emplazamiento único donde disfrutar de platos tan nuestros como las inconfundibles bravas con ali-oli de madroño, la ensaladilla clásica o el mejillón tigre. Elaboraciones que hacen un matrimonio perfecto acompañadas de una caña fría bien tirada o del vermú de grifo de la casa. Y si el calor aprieta ¿qué tal un salmorejo de tomate raf con jamón ibérico o burrata de bufala con pesto de tomate, calabacín y brotes?


CASA ORELLANA


Casa Orellana - Pescado a la espalda

El barrio de Las Salesas (C/ Orellana, 6) se merecía una terraza como la de Casa Orellana, un nuevo clásico situado en la tranquila calle peatonal de Orellana. Guillermo Salazar interpreta la tradición y el sabor castizo a través de deliciosas raciones que, acompañadas de cañas, vermuts y una cuidada selección de vinos que cuenta con caprichos y botellas de la casa. La carta de este local la conforman elaboraciones populares y creaciones del chef sevillano que surgen de la fusión de su experiencia personal con los recetarios de siempre. Disponen de una carta entre horas con variedad de helados artesanales y zumos de frutas.

DON LAY


Don Lay - Pato laqueado

El icónico restaurante chino de Nieves Ye (C/ Castelló, 117) abre sus puertas para disfrutar clásicos de su carta donde no podía faltar su icónico pato laqueado además de una cuidada selección de dim sums, como los canelones al vapor de char siu o los hakao de langostino con tinta de calamar; imprescindibles como la berenjena cantonesa, el pollo kung pao o su particular versión del cerdo agridulce con piña laqueada.

EL BARRIL DE LA MORALEJA 


Ubicada en uno de los puntos de encuentro más famosos de la urbanización madrileña, El Barril de La Moraleja (C/ Estafeta, 4) abre su icónica terraza, rodeada de luz y vegetación, para dar la bienvenida a aquellos clientes que busquen una experiencia gastronómica en torno a las delicias que ofrece el mar. Desde los mariscos más frescos de las lonjas españolas hasta piezas de pescado de anzuelo, frituras o sabrosos arroces. Una marisquería, muy cuidada y elegante, que convierte su terraza en el lugar perfecto para disfrutar de las ansiadas reuniones alrededor de una mesa.

EL ESCONDITE DE VILLANUEVA


Con su horario non-stop y una variada carta que se adapta a cada momento del día, la terraza de El Escondite de Villanueva (C/ de Villanueva, 26) se ha convertido, por derecho propio, en un imprescindible del Barrio de Salamanca. Un coqueto mirador desde el que contemplar el ir y venir de la ciudad mientras se disfruta de un desayuno completo, un aperitivo, un almuerzo con sus platos de inspiración mediterránea, así como de un fin de cena con unos refrescantes cócteles.

EL TELÉGRAFO

Con dos espacios al aire libre que permiten disfrutar del mar en pleno corazón del barrio de Chamartín, El Telégrafo (C/ Padre Damián, 44) abre su terraza con una propuesta gastronómica que sigue volcada en ofrecer a sus clientes la mejor selección de mariscos de concha y cáscara, pescados de anzuelo a la parrilla, a la sal o en guiso o sus arroces y calderetas, entre otras elaboraciones. Su carta se completa con su sección de chacinas finas y salazones, todo un clásico entre su clientela habitual. Un rincón gastronómico, de inspiración náutica, dedicado a los placeres culinarios del mar.

FLORIDA RETIRO


Florida Retiro (Paseo de Panamá, s/n) ha abierto varios de sus espacios al aire libre: su icónica terraza en la azotea para disfrutar de un ambiente fresco y relajado de colores cálidos, inspirado en los palmerales del desierto oriental, Los Kioskos, la zona más informal con diferentes puestos de comida que se ha adaptado a esta nueva situación con una nueva disposición de mesas y asientos, La Galería, un espacio “tapas-bar” acogedor, luminoso y semi abierto al parque, y la terraza de El Pabellón (denominada Jardín Sur). Para tomar, nada como su burrata aliñada con pesto e higos frescos, la ensaladilla ahumada, calamares fritos de anzuelo con mayonesa de cítricos o tortilla de patata "a la minute”.

LA BIENTIRADA DE QUEVEDO Y DE VERGARA


Unicadas en la Glorieta de Quevedo, 6 y en la calle del Príncipe de Vergara, 250, ambas La Bientirada destacan por su decoración y por los platos estrella de su carta: los torreznos de Soria; la burrata con cecina de León y pan de cristal con pesto; el secreto ibérico puro de bellota al carbón Joselito; o la tarta cremosa de queso. Además, no hay especificaciones de tiempo en las terrazas y se aceptan reservas solo en horario de comida y cena en todas las terrazas.

LA MAMONA DE ARAVACA

En el Camino Zarzuela 23, La Mamona de Aravaca propone ensaladilla rusa, huevos rotos con paletilla ibérica de bellota, tortilla de camarón, gambas cristal con huevos fritos. No hay especificaciones de tiempo en las terrazas. Se aceptan reservas solo en horario de comida y cena en todas las terrazas.


LATERAL SANTA ANA


Restaurantes Lateral ya cuentan con seis restaurantes abiertos en Madrid. Entre ellos, Lateral Santa Ana (Plaza Santa Ana) es uno de los restaurantes más llamativos de la plaza, en el que destacan su original fachada, tallada en madera y donde su terraza se presenta como un espacio cálido desde el que disfrutar de la vida de la plaza. Ofrece su propuesta de pinchos y raciones, aunque limitada a una variada selección con el objetivo de continuar ofreciendo la máxima calidad en el servicio e incluyendo novedades como una nueva hamburguesa compuesta por una jugosa carne de chuleta de vacuno servida en pan de mollete con cebolla confitada, queso brie, hilos de jamón ibérico, tomate y rúcula.


PATIO DE LEONES


Este rompedor bar que abrió sus puertas en verano, apuesta por una carta popular y a precios democráticos que recrea todo el sabor y la autenticidad de la cocina española. El local (Serrano, 1) decorado por el prestigioso artista multidisciplinar Sergio Mora se completa con una terraza con capacidad para 100 personas, con vistas a la Puerta de Alcalá. El horario (de 7:30 de la mañana a 3 h de la madrugada) da lugar a diversas fórmulas para comer y beber, desde el desayuno (con churros caseros y chocolate) hasta la cena y las primeras copas de la noche. La carta se estructura en cinco bloques donde degustar jamón Joselito, mojama de atún, cecina, gildas, anchoas, berberechos, ensaladilla rusa, ensalada de tomate con ventresca, fritos de bacalao, croquetas, rabas de calamar, gambas al ajillo o rabo de toro al vino tinto.

PEZ FUEGO


Ubicado en el corazón financiero de Madrid, Pez Fuego (C/ Orense, 68) es la apuesta gastronómica del Grupo Oter que ha revolucionado la oferta de brasas de la capital. Esta temporada, además de con su acogedora terraza habitual, el restaurante amplia su espacio al aire libre con otra terraza en su entrada principal, convirtiéndose ambos espacios en el lugar ideal para degustar los platos de la carta del restaurante. Aquí, los comensales podrán disfrutar del buen tiempo a la vez que se deleitan con sus mariscos frescos de lonja como la gamba roja de Jávea y el bogavante azul; las chacinas frías como el jamón ibérico de montonera; ensaladas y verduras, tartares y ceviches, y caprichos del mar como la lubina frita adobada al limón.


RAMSES


Ubicados a orillas de la Puerta de Alcalá, la terraza de Ramsés (Plaza de la Independencia, 4)es ya un clásico. Llama la atención por su moderna estética, firmada por el prestigioso decorador francés Philippe Starck, en la que se combinan un mobiliario singular y de tonos claros, vegetación y grandes toldos que aportan luminosidad. La oferta gastronómica está también diseñada por el equipo de Arzak Instructions, casual de carácter mediterráneo, tradicional y con toques modernos, en la que la mejor materia prima da forma a recetas informales e ideales para compartir. Desde caviar Petrossian, anchoas calibre 00, foie y jamón ibérico Joselito Gran Reserva hasta carne (tartar de solomillo o lomo alto de rubia gallega o un picantón asado a baja temperatura) y platos más ligeros como la ensalada de bonito confitado y quinoa o los tacos de lechugas con remolacha y mousse de queso.


ROCACHO


El público madrileño ya puede volver a disfrutar de las especialidades de Rocacho (Padre Damián, 38), entre las que se encuentran las carnes de vaca y buey de El Capricho (el proyecto de José Gordón en León) a la parrilla de carbón, los pescados a la brasa y los arroces mediterráneos de finísima capa. Su terraza acristalada cuenta con un aforo reducido a la mitad –de 40 a 20 comensales con el fin de garantizar la distancia de seguridad entre mesas establecida por el Gobierno– y con modernas medidas de higiene y seguridad para el comensal.

SA BRISA 


El proyecto emprendido por Esther Bonet y Pere Sa Brisa ofrece en su terraza (Avda. Menéndez Pelayo, 15) una propuesta gastronómica marcada por platos con acento mediterráneo que representan la cocina tradicional ibicenca sin perder de vista los aromas, sabores y recetas de México, Perú y Asia. A sus clásicos como el hot dog de calamar de potera acompañado de kimchi, mayonesa de lima y katsobushi o el tartar de negrito con jalapeño, huevas de pez volador y chimichurri de cilantro, se suman otras propuestas ideales para disfrutar en la terraza como embutidos, sobrasada de Mallorca o un arroz con calamar de potera.



#terrazas #madrid #restaurantes #desescalada #gastronomía #verano

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.