Ganz Wine Bar: cocina de mercado y brunch afrancesado en un ambiente ecléctico y urbanita



Si por algo se caracteriza la cocina de mercado es por su frescura y calidad, adjetivos que están presentes en cada uno de los platos de un clásico en el barrio de Las Letras, Ganz Wine Bar (Calle de Almadén, 9, 28014 Madrid) del chef romano Federico Lancianes. Platos caseros con creaciones innovadoras y novedosas, es una de las máximas que sigue este restaurante. Un referente por su ambiente ecléctico y urbanita, perfecto para disfrutar de una comida o despedir el día con una cena de calidad.


En el corazón de Madrid rodeado de museos, galerías de arte y anticuarios, abrió sus puertas en 2013 y es ahora en 2021 cuando ha querido dar un giro en su carta de cocina de mercado y su brunch afrancesado. Propuestas de cocina sencilla, productos de mercado y platos pensados para viajar con el paladar


A la cocina de Ganz llegan cada día las verduras más frescas, de ahí sus deliciosas Alcachofas con crujiente de ibérico y all i oli verde (8€/media) o la Caponata siciliana (11,50€), demostrando que la comida saludable no tiene porqué ser aburrida. Además, para los amantes del atún, cuenta con el Tataki de atún balfegó al estilo toki (11€/media), que ya se ha convertido en uno de los imprescindibles de la capital. Un plato que pone de manifiesto lo importante que es para Ganz la materia prima y su elaboración, pues se trata de un atún rojo sostenible de la más alta calidad del mediterráneo. También su pulpo braseado, ají rojo, parmentiere de pimentón y huevo poché (21€), uno de los platos más solicitados por los comensales.



Otro de los platos que no puede faltar en su carta es el Steak tartar (12€/media), elaborado con la parte más selecta de la carne de vaca vieja. Cortada a cuchillo y acompañada de una yema de huevo. El resultado es una auténtica explosión de sabores en boca. Y de postre, no podía faltar la deliciosa Tarta cremosa de tres quesos (6,5€).


Brunch afrancesado


El brunch de los fines de semana, se puede degustar en horario de 12h a 14h. Comienza con dulce de inspiración británica a base de tés de Fortnum & Mason (la reputada tea shop de Londres), bollitos dulces y yogures con frutas de temporada. La segunda parte es un recorrido por el mundo, en donde los comensales pueden elegir entre huevos benedict (de inspiración francesa), tartar de salmón (inspirado en en la tradición noruega) y un viaje hacia Estados Unidos a través de una ensalada de pollo crujiente con manzana granny y vinagreta de bourbon, o bien la hamburguesa con cheddar y rúcula y por qué no huevo poché sobre tostada con espinacas, bacon y pasas.

Platos que se pueden acompañar con zumos de frutas de temporada, vinos y cócteles, desde la suave mimosa hasta los contundentes mojitos o bloody mary que maridan a la perfección con todos los platos del brunch.