Guía de viaje por Vietnam: consejos y lugares imprescindibles en 14 días



El legado de poderosas dinastías, la colonización francesa, la ocupación japonesa o la guerra contra Estados Unidos, hacen que Vietnam, el país de moda del Sudeste Asiático, acoja con los brazos abiertos a aquellos que buscan sumergirse, con total seguridad, en bulliciosas ciudades, kilómetros de arrozales o playas paradisiacas donde mimar los cinco sentidos.


Te proponemos una ruta de viaje, con información de qué ver, qué hacer y dónde dormir y comer, y en la que en tan solo 14 días, visitar todos los lugares imprescindibles de Vietnam, de norte a sur. Trekking por inmensos arrozales de Sapa, crucero por la Bahía de Halong, excursiones por Hanoi y Ho Chi Minh, la playa de Danang y visitas a la ciudades imperiales como Hoi An y Hue.


  • DÍA 1: Llegada a Hanoi y primeras visitas.

  • DÍA 2: Hanoi, visitas a museos, parques y principales monumentos. Tren nocturno a Sapa (22:00h).

  • DÍA 3: Llegada a primera hora de la mañana a Sapa. Trekking por los arrozales.

  • DÍA 4: Visita a Sapa y trekking. Tren nocturno a Hanoi (21:00h).

  • DÍA 5: Llegada a la estación de trenes de Hanoi (05:00h) y autobús público al aeropuerto. Vuelo a Ho Chi Minh. Free tour por la ciudad (12:00h)

  • DÍA 6: Tour por el delta del Mekong desde Ho Chi Minh.

  • DÍA 7: Vuelo desde Ho Chi Minh a Danang.

  • DÍA 8: Visita a la ciudad imperial de Hue.

  • DÍA 9: Día y noche en la playa de Hoi An.

  • DÍA 10: Hoi An. Vuelo de Danang a Hai Phong, y taxi a Cat Ba para iniciar el crucero por la Bahía de Halong. Noche en el crucero.

  • DÍA 11: Crucero por la Bahía de Halong y noche en Cat Ba.

  • DÍA 12: Llegada a puerto y vuelta a Hanoi.

  • DÍA 13: Día en Hanoi y vuelo de vuelta.

  • DÍA 14: Llegada a lugar de origen.


Hanoi

La capital amanece sin prisas con el característico aroma a café, el ruido de las motos, el aire acondicionado y los tenderos preparando lo que más tarde se convertirá en una verdadera jungla sobre ruedas que no descansará hasta la madrugada. Desde el puente Huc del lago Hoan Kiem, que separa el Barrio Francés del Barrio Viejo, comienza la ruta.


Puedes unirte a las familias vietnamitas para contemplar los teatros de marionetas de agua o conocer la modernidad y la historia de Vietnam en alguno de sus múltiples museos. Destacan el de la Historia Nacional, al que tendrás que ir con tiempo suficiente; la cárcel de Hoa Lon, para conocer la historia de la represión colonial francesa; o el mausoleo de Ho Chi Min.


Tras llenarte de paz en el Templo de la Literatura, con sus estanques, jardines y pagodas, Avalon BBQ Garden, la propuesta gastronómica favorita de los empresarios asiáticos, es el lugar perfecto donde deleitarse con la comida al estilo bulgogi coreano.


Con el atardecer, un paseo por al barrio francés y un café con huevo en uno de los balcones de la cafetería La Place, situado a escasos metros del hotel Sofitel Legend Metropole, un hotel de lujo de estilo neoclásico. En su interior, podrás relajarte y mimarte en el Spa du Metropole con tratamientos que combinan secretos de belleza milenarios, rituales holísticos del este con terapias contemporáneas del oeste.


Sapa

Arrozales de Sapa

A más de 1.600 metros sobre el nivel del mar, es hoy en día una localidad multiétnica donde coger una moto para visitar ocho de las tribus más importantes del país, hacer trekking entre arrozales y búfalos y tomarte una copa en cualquiera de sus animados locales underground. Podrás tocar las nubes en lo alto del Fansipan Legend, a 3.143 metros. Un viaje que comienza en el teleférico de tres cables más largo del mundo. Para los menos aventureros, La Dao Spa & Coffee House ofrece adentrarse en el valle de Muong Hoa inmerso en cubas de madera y terapias de la tribu Red Dao. Para reponer fuerzas, el restaurante The Hill Station Signature, alta cocina vietnamita.


Hoi An


Leyendas, pagodas, templos, puentes japoneses y tiendas de artesanía, así es la pequeña Venecia vietnamita patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Alquila una bicicleta para adentrarte en el casco antiguo, darte un masaje, visitar las sastrerías, hacer un taller de pesca tradicional en barcas de bambú y dar paseos en barco, los mejores, los que ofrecen el desayuno para ver la salida del sol en el río Thu Bon.


Cuando cae el sol la luz de los farollilos de colores y las velas flotando en el canal convierten este colorido pueblo, que fusiona épocas y estilos, en el destino idílico para aquellos románticos que buscan la bella vita. Prueba el mejor arroz con pollo en An Hien Com Ga o el ‘bun dau mau tom’, un plato local de vermicelli de arroz y tofu con salsa fermentada de gambas, en Quan Dau Bac. No te olvides de los cubos de cerveza Larue y el licor de arroz.


A 10 minutos en coche, las playas de Cua Dai y Cam An con resorts de lujo económicos ofrecen comer a orillas del mar pescado a la brasa y tomar cócteles en sus numerosas piscinas infinity. A 30 kilómetros, se encuentra el paraíso chino, Da Nang, donde practicar yoga al atardecer junto al mar de China, jugar en los casinos, realizar cursos de agricultura o visitar las montañas de mármol. Los fines de semana, el famoso Dragon Bridge escupe fuego, un acontecimiento local que se puede disfrutar desde diferentes partes del rio Han, como en el Bến Du Thuyền, un lujoso restaurante flotante.


Bahía de Halong

Casi 2.000 islotes kársticos forman está bahía, incluida en la lista de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, donde dormir, hacer excursiones guiadas, submarinismo y descansar a bordo de un crucero. Se puede visitar los pueblos flotantes y la cueva hospital que durante el conflicto vietnamita se usó como refugio miliar para asistir a los heridos.



Para evitar la masificación de la ciudad de Halong, la isla Cat Ba es el punto de salida perfecto para comenzar cualquier ruta, además, ofrece múltiples opciones de ocio, restaurantes flotantes, espectáculos callejeros y pubs.


Ho Chi Minh


La ciudad con más motos del mundo, es el claro ejemplo de fusión entre tradición y modernización. A pocos kilómetros, podrás adentrarte en los túneles de guerra en Cu Chi y recorrer el delta del río Mekong. No dejes de visitar el Hotel Continental, en la actualidad un elegante hotel que en el pasado sirvió como refugio de periodistas y espías extranjeros durante la Guerra de Vietnam y dónde Graham Greene escribió ‘The Quiet American’; ni el Hotel Majestic, cuartel militar del ejército japonés durante la segunda Guerra Mundial. En pleno barrio financiero, el Vincom Landmark 81, el edificio más alto del país con 461,5 metros, será la forma de despedirte por todo lo alto.