Mad Cool, de principio a fin, vuelve al podio



Mad Cool Festival ha despedido su cuarta edición con grandes resultados: 110 grupos que han dado lo mejor de sí, más de 36 horas de música en directo, 6 escenarios, 186.128 asistentes contentos y satisfechos, una organización eficiente que ha sabido solucionar los fallos de la tercera edición y un espacio que vuelve a ser toda una experiencia para los sentidos.



Jueves 11


Bon Iver, Ms. Lauryn Hill, Iggy Pop, Noel Gallagher, Vampire Weekend, The Chemical Brothers… Hasta 31 bandas hicieron vibrar a cerca de 47.500 personas el jueves 12, el primer día para mucho, aunque para otros era el segundo tras la Welcome Party donde Rosalío silencio al Mad Cool.

La jornada comenzó cuando Nao subió al escenario Madrid Te Abraza alrededor de las 18.25 h. de la tarde con su nuevo y aclamado álbum “Saturn”. Cinco minutos más tarde, el joven de 22 años, Lewis Capaldi, de voz desgarradora, se estrenaba en el escenario Comunidad de Madrid con un lleno total. Tash Sultana fue una de las sorpresas de la jornada. Llamó la atención su potente voz y su puesta en escena libre de divismo, descalza, con una guitarra maltrecha. La australiana saltó a la fama hace dos años, cuando grababa vídeos caseros en los que toca más de 15 instrumentos. Mientras tanto, La Dispute, banda estadounidense de hardcore, llenaba de energía el otro extremo del festival con su directo poderoso. Y Molina Molina ponía la nota de irónico desencanto con su álbum La gran esperanza blanca, en un directo de puro pop, al que siguió la banda Foxing, con un bolo brillante de sonido indie.


Ms. Lauryn Hill - Foto: Andrés Iglesias

Sg Lewis aportaba su sello de identidad: una mezcla de sintetizadores con música house y disco de aire ochentero. La vanguardia de la electrónica corrió a cargo de Jass, una artista del norte de España con una propuesta ecléctica, cuya mezcla, una vez agitada, produce un estilo experimental e innovador. A partir de las nueve de la noche llegaron los platos fuertes. Tras media hora de espera, amenizada por una sesión de DJ Reborn, aparecía en el escenario Ms. Lauryn Hill, quien toco 45 minutos, mucho menos del tiempo previsto, demostrado una vez más su irreverencia, pero agradeciendo a todos los asistentes que estuvieran ahí tras todos estos años de carrera en el que solo ha publicado The Miseducation of Lauryn Hill.

Tras ella, llegaba el legendario Iggy Pop con un directo inigualabre que demuestra una vez más ser parte de la historia del rock y del punk. En la carpa electrónica, Tokimonsta, la cantante experimental estadounidense, consiguió un sonido envolvente e  intenso con el que la artista pretende mostrar sus sensaciones tras sufrir una rara enfermedad cerebral que le impedía hablar y oír. Y en otro escenario, con otro estilo completamente diferente, la jovencísima Amber Mark producía su propia música en la que combinaba el soul y bossa nova brasileña, con temas pop.


Bon Iver - Foto: Andrés Iglesias

Bon Iver ofreció un recital intenso, íntimo, con canciones que tocan la fibra sensible del público. No en vano, este estadounidense tiene la extraña capacidad de componer música experimental de gran carga emocional. Noel Gallagher, que no da la sensación de que sea un hombre que tienda a las melancolías, reivindicó su pasado en Oasis con temas como “Wonderwall”, “Don’t look back in Anger” o “Stop Crying Your Heart Out”. Y con esa misma vena nostálgica, finalizó su concierto con “All You Need Is Love”, el mítico temazo de The Beatles. Perry Farrell’s, líder emblemático de Jane's Addiction, presentó junto con su nueva formación, Perry Farrell's Kind Heaven Orchestra, su nuevo trabajo, un álbum en el que experimenta con la electrónica y el rock alternativo. Y en las antípodas, Vampire Weekend con su pop noventero, que en directo sorprendentemente suenan a reggae caribeño, a música africana, a world music…


The Hives - Foto: Alberto Ortega

The Hives hicieron de la cercanía a sus fans su seña de identidad. Todo un espectáculo de puesta en escena y de diversión. La guinda del pastel llegó con The Chemical Brothers reivindicando que los 90 no han muerto, pero demostrando que los pioneros de la música electrónica no se anclaron en la década de los sintetizadores por antonomasia y su evolución es continua.

En los escenarios dedicados a bandas emergentes, tanto nacionales como internacionales, se puedo escuchar a: Pierce Brothers, Molina Molina, Foxing, Amber Mark, Rews, The Snuts, Gentleman Clef, Sheafs, Kokoshca, Let’s Eat Grandma, Haiku Hands, Red Gurd Dj Mayo.

Viernes 12


Vetusta Morla - Foto: Andrés Iglesias

En el ecuador de Mad Cool Festival, 48.936 personas disfrutaron de otro gran día de música y diversión. The National fue uno de los conciertos más esperados. Su puesta en escena llena de épica y sus temas cumplieron las expectativas y llevaron al público a un estado de éxtasis. Presentaban, además, su último trabajo, I Am Easy To Find, en exclusiva en España. The Smashing Pumpkins llegó para traernos de nuevo el rock alternativo de los 90, con sus voces desgarradas. Billy Corgan salió a escena vestido con una sotana y los brazos al cielo para bendecir a un público entregado que esperaba desde hora y media antes.