Pistachos: beneficios y cómo incorporarlos a la dieta



El pistacho, que celebra su propio día mundial el próximo 26 de febrero, es considerado como un superalimento por sus excelentes propiedades nutricionales, ya que se trata de uno de los frutos secos con mayor contenido en proteínas y en ácidos grasos poliinsaturados.


"El valor nutricional de los pistachos, el control del peso y el control glucémico son los tres factores clave que determinan la revisión. Por una parte, el valor nutricional de los pistachos pone de manifiesto que este fruto seco es una buena fuente de proteínas y aporta un alto contenido de nutrientes importantes como fibra, cobre, manganeso, vitamina B6, tiamina, potasio, fósforo y cromo", según American Pistachio Growers. Además, sus investigaciones publicadas sugieren que "el consumo de pistachos puede tener un efecto positivo en el control de los niveles de azúcar en sangre. El control glucémico resulta especialmente importante en la etapa del embarazo, ya que la diabetes gestacional afecta al 25% de los embarazos en todo el mundo y puede tener un impacto significativo en la salud de la mamá y el bebé".


Es España el pistacho se cultiva principalmente en Andalucía, con más de 5.000 hectáreas en toda la región. Aprovechando el Día Mundial del Pistacho, el nutricionista de Royal Hideaway Sancti Petri, Alejandro Cánovas, nos desvela todos sus beneficios y las diferentes maneras de incorporarlo a nuestra dieta.

  • Consumo moderado y en formato tostado

Al ser su contenido un 50% grasa, hay que tomarlo con moderación. Unos 30g, lo que equivale a 40 pistachos aproximadamente, es una buena ración para cubrir sus beneficios. Es importante remarcar que para beneficiarnos de estas propiedades se recomienda que consumamos el pistacho en formato tostado para aumentar la digestibilidad y la biodisponibilidad de sus nutrientes.

  • A cualquier hora, incluso por la noche

Es un alimento que se puede consumir a cualquier hora, incluido por la noche, puesto que gracias a su contenido en triptófano y ser precursor de la melatonina, ayuda a regular el ciclo del sueño y la vigilia. Este consumo debe estar siempre dentro de una alimentación adecuada y personalizada, según las características individuales. Además, su contenido en fibra ayuda a regular el apetito y el tránsito intestinal nocturno.

  • Un alimento para no quitarse ni estando a dieta

Tomar pistachos es totalmente compatible con dietas para adelgazar. Además de todas las propiedades mencionadas con respecto a su aporte nutricional, es uno de los grupos de alimentos que se aconseja introducir diariamente o con frecuencia semanalmente para llevar un estilo de vida saludable. Una ración de pistachos, que equivale a unos 30g, aporta 170 calorías aproximadamente, y unos 100g, 557 kcal.

  • Ayuda a combatir la astenia primaveral

Durante los cambios estacionales, nuestro cuerpo experimenta también cambios y una de las sensaciones que más percibimos puede ser la astenia. Introducir en la alimentación diaria una ración de pistachos mejorará nuestro estado de ánimo, ya que son ricos en triptófano, precursor de la serotonina y la melatonina, lo que ayuda a regular estos síntomas.

  • Un ingrediente para recetas dulces y saladas

Además de forma natural y sin procesar, el pistacho podemos incluirlo en muy diferentes recetas por su versatilidad. Puede ser tanto para recetas dulces como saladas, además de poder utilizarlo en diferentes formatos: cremas, picado, helados, etc. Algunos ejemplos de dulces puede ser los dulces árabes o el baklava (un dulce turco); en las saladas, por ejemplo, en ensaladas, cremas o salsas.