Pituca, el peruano que triunfa en Madrid con su parrilla de carbón, sarmiento y encina



Pituca es el adjetivo con el que en Perú se define a la mujer elegante, con clase y estilo que termina marcando tendencia, y también el restaurante de moda de Madrid. Con ese leit motiv, el grupo de empresarios con más de 20 años de trayectoria en hostelería y organización de actividades gastronómicas y culturales han creado un proyecto que aúna la buena gastronomía, el ocio y el disfrute.


En la calle Quintana, 30 el restaurante Pituca Parrilla es un acogedor local cuidadosamente decorado y dividido en distintos espacios y alturas que ofrece una propuesta gastronómica en la que se combina la parrilla de carbón, sarmiento y encina con la más genuina gastronomía peruana, una de las pocas cocinas reconocidas por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.


Así, desde su impresionante parrilla se ofrecen tres tipos de parrilladas, la española (con sarmiento), la peruana y la argentina (con carbón y encina). Desde ella llegan al comensal las mejores carnes españolas, piezas como el T-Bone o el Tomahawk u opciones más marítimas como el exquisito calamar a la parrilla, el pulpo a la brasa o las sugerentes parrilladas de frutos del mar.


En la vertiente peruana platos tan tradicionales como las Patatas a la huancaína, las “Causas” limeña o de pulpo al olivo, o el obligatorio Ceviche 3 ajíes (limo, rocoto y ají amarillo) dan paso a opciones tan deliciosas y contundentes como el Seco de ternera, el Ají de gallina o el Lomo saltado. Las claves de su propuesta son: "producto de primera, respeto a las recetas tradicionales y ejecuciones con guiños vanguardistas que concluyen en emplatados tan atractivos como delicados".



En el capítul