Carlos Reviriego: para ser un crítico de cine se necesita "tenacidad"


Javier Mateo -

Carlos Reviriego es periodista, docente y programador cinematográfico. Reviriego coordinó la sección de cine de El Cultural (El Mundo) desde 1999 y fue redactor Jefe de Cahiers du cinéma. Actualmente es miembro del Consejo de Redacción de Caimán Cuadernos de Cine (la misma revista que fuera Cahiers du cinéma) y colaborador habitual en sus páginas, al tiempo que coordina la sección de cine de El Cultural, en cuya página web publica 'To be continued…', un blog semanal sobre series televisivas y otros fenómenos audiovisuales.

Y ha formado parte de los jurados oficiales de numerosos certámenes dentro y fuera de España como el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata (Argentina), el Festival Curtas Vila do Conde (Portugal), el Festival Internacional de Cine de Cali (Colombia), DocumentaMadrid (Madrid), el Concurso Iberoamericano de Cortometrajes “Versión Española / SGAE” o el Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista (Pamplona), entre otros muchos.


Carlos Reviriego / Photo: Valerie Massadian

1. Lo primero de todo, para ser crítico cinematográfico, ¿le tiene que gustar mucho el cine, escribir y criticar, o qué es lo que hace que una persona acabe dedicándose a ello?

La pasión por el cine es el primer paso, sin duda. Sin ella no hay posibilidad de pensar el cine, de entenderlo como una visión del mundo y como una manifestación artística. Una película como “Vértigo” o “Luces de la ciudad” o “Rio Bravo” nos dice tanto o más del misterio del arte y la naturaleza humana como “Las flores del mal”, las composiciones de Mozart o “El Guernica”.

2. Para conocer hasta el último detalle de las películas, de los directores, actores, etc., ¿Usted qué hace?

Verlas. Leer sobre ellas, escribir sobre ellas, discutir sobre ellas. Estudiarlas. Compartirlas, tanto a través del periodismo y la crítica como de la docencia. Los críticos somos en el mejor de los casos canales de transmisión, “pasadores”, como dijo Serge Daney.

3. ¿Qué es lo que le apasiona de esta profesión? ¿La cambiaría?

Casi todo. Solo cambiaría sus condiciones laborales, que se han degradado de la profesionalización a la precarización en muy poco tiempo y sin que a nadie, al parecer, le importara.

4. ¿Qué le gusta más, impartir clases, escribir libros o hacer críticas? También tiene un blog personal, ¿Por qué?

Con el tiempo he comprendido que el fondo de la cuestión es el mismo, sea hablando o escribiendo, se trata de comunicar, transmitir y estimular la reflexión. Y también, como decía Steinar, tratar de “ampliar y complicar el mapa de la sensibilidad”

5. ¿Cómo es formar parte del jurado de festivales de cine? ¿Se parece a realizar una crítica?

Los jurados ideales son en verdad debates, intercambio de ideas, formas de iluminar y trazar un discurso respecto al cine que se ha visto. En el peor de los casos, los jurados se dedican a votar en función del gusto, que casi nunca es el mejor aliado de la sabiduría crítica.

6. ¿La labor de crítico siempre es la misma en líneas generales, o viene marcada por la línea editorial?

La línea editorial puede marcar una forma, una estructura, un tono incluso. Lo que no puede marcar es lo que pensamos o no de una película. Y menos aún lo que escribimos sobre ella. También puede determinar sobre qué películas se escriben o sobre qué otras no. Como cualquier otro contenido periodístico.

7. ¿Hay que estudiar algo concreto como periodismo? ¿Qué perfil tienen la mayoría de los críticos?

No. No hay que estudiar algo concreto. A un crítico puede ayudarle más una licenciatura en Audiovisual o en Historia del Arte que en Periodismo. Conozco críticos muy buenos que son ingenieros industriales o economistas. Algunos ni siquiera tienen de una licenciatura, más allá de la que otorga el visionado omnívoro de cine.

8. Las películas, ¿Cómo las selecciona, os invitan a preestrenos, os la envían a la redacción, las eliges usted, etc.?

Las distribuidoras realizan pases especiales para la prensa unas semanas o días antes del estreno. Otra gran cantidad de películas se ven en los festivales donde se presentan. En los últimos años, otra gran cantidad de títulos se ven en streaming. El periodista no tiene más opción que seleccionar pues es imposible verlo todo.

9. ¿Qué opinión tiene de la piratería?

Prefiero reservarme mi opinión al respecto porque necesitaría un tiempo del que no dispongo para explicarlo con todos sus matices. No quiero conducir a error, pero la noción de piratería cultural en este país está muy adulterada, no responde a la realidad y ha generado todo tipo de malentendidos en función de determinados intereses. Sus efectos son nefastos para ciertas cosas, pero todo lo contrario para otras.

10. ¿Y del cine español? Un cine que muchos critican, a pesar de esta notable evolución en los últimos años.

El mejor cine español de los últimos años apenas se ha visto, no es conocido por el espectador medio. Confío mucho en sus cineastas, en los talentos de las nuevas generaciones, en los que están sintonizando el cine español con lo mejor de la creación contemporánea –algo que hacía mucho tiempo que no pasaba–; pero confío mucho menos en una industria acomodada a la que le faltan ojos (y voluntad) para ver lo que hay que ver y apoyar lo que hay que apoyar.

11. ¿Por qué un espectador tiene que leer una crítica?

¿Y por qué no? Concuerde o no con sus gustos, siempre puede encontrar algún punto de vista que no haya considerado. El interés de las críticas procede de su capacidad para transformar nuestra mirada, o al menos reparar allí donde no habíamos reparado.

12. Para ir acabando, ¿cuál es la parte buena de su trabajo? Que muchos pensarán que es ir a preestrenos, conocer a grandes estrellas, etc.

Odio los preestrenos. Estás casi obligado a mentir o al menos a no ser honesto. Nunca voy, a no ser que sean amigos, y aún así también lo evito. Prefiero los pases de prensa. ¿Conocer grandes estrellas? Sí, algunas he conocido, especialmente directores (que también tienen su granito de estrellas), pero aunque no les conociera, porque quiero o tengo que entrevístales, seguiría escribiendo de cine.

13. ¿Y la parte mala?

Al final, la parte mala son solo las películas malas. Pero si no las vemos nosotros, quién si no.

14. Y por último, si quisiera dedicarme a ello, ¿qué debo hacer y qué consejo le darías a un futuro periodista?

Tenacidad.

#CarlosReviriego #periodismo #crítica #entrevista #JavierMateo

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

 

© 2013 El Joven Tintero  |  C/ Paradinas, 18, 1ºD 28005 Madrid (Spain)  |  +34 610 98 77 70 | redaccion@eljoventintero.com

Copyright El Joven Tintero | All Rights Reserved.