La trattoria Villa Capri llega a Madrid para una refrescante e innovadora experiencia a la italiana



Una brisa fresca con toques de los 70, notas cítricas de limón, una gruta marina donde la fiesta no tiene fin, así es Villa Capri (Calle de Hortaleza, 118), la segunda trattoria de Big Mamma Group que abre en Madrid para sumergirte en una refrescante experiencia a la italiana. "Locos por regalar un momento de desconexión en mitad de este torbellino", se puede disfrutar tanto de su soleada terraza envuelta de flores, como de una cena mitológica entre sirenas con un toque muy funky. Un total de 160 puestos en un espacio de más de 250 m2 en pleno centro de la capital, donde sus chefs se empapan de las buenas vibraciones del barrio para crear un menú ideal para compartir, porque sharing is caring.



Con productos de temporada traídos directamente de pequeños productores de la bota italiana y locales, el chef Nicholas Amici, directo de Roma, innova a partir de las recetas clásicas italianas hacia locas elaboraciones con un toque mediterráneo, para transportarlos con los cinco sentidos a un idílico menú muy caliente. Desde los jugosos tomates San Marzano de Paolo Ruggiero, rellenos de un cálido sol de Campania, hasta la increíble mozzarella di buffala de Salvatore Corso. Pasando por una amplia selección de pastas caseras realizadas cada día en casa. Hasta esponjosas y crujientes pizzas, desde la más clásica hasta la más atrevida con trufa fresca. Y para rematar, el mejor final feliz con postres caseros, como una selección de cremosos helados para acompañar las altas temperaturas.


Todas y cada una de las elaboraciones son caseras, cocinadas a diario en el restaurante con una doppia dosis de amore y productos traídos directamente de proveedores de confianza. Desde los inicios de la aventura de Big Mamma en Madrid, su objetivo es "ofrecer una deliciosa y generosa comida al mejor precio, cuidando al más mínimo detalle cada uno de nuestros clientes".