Relais & Châteaux anuncia sus 9 nuevos miembros en el mundo



La prestigiosa asociación hostelera, fundada en 1954 y con más de 580 miembros en más de 60 países de los cinco continentes, ha anunciado la incorporación de nueve establecimientos de Europa y Canadá: desde hoteles escondidos en el corazón de sus comunidades hasta restaurantes gastronómicos que giran en torno a los productos locales de temporada.


Todos tienen en común una ubicación excepcional, una arquitectura con encanto, una historia singular, un compromiso con el medio ambiente, una gastronomía de altura y un servicio personalizado, valores que definen a la gran familia Relais & Châteaux:


  • Dyvig Badehotel (Nordborg, Dinamarca). Se encuentra en la isla de Als, en el sur de Dinamarca, entre la exuberante campiña y el mar Báltico. El encanto de este pequeño hotel, que cuenta con solo 17 habitaciones y cuatro suites, está ligado a su tranquila ubicación a orillas del mar: se trata de un lugar al que escapar cuando se quiere huir del ajetreo de y del reloj. En su restaurante gastronómico, el chef Christian Lebech elabora menús de temporada en los que destacan los productos locales, en particular los mariscos. La brasserie del hotel ofrece especialidades típicas danesas, como el stjerneskud (o sándwich abierto "estrella fugaz").


  • Thornbury Castle (Gloucestershire, Inglaterra). Desafiar a Enrique VIII: esa era la ambición de Edward Stafford, duque de Buckingham, cuando mandó construir el castillo de Thornbury en el suroeste de Inglaterra. Esta imponente mansión, cuya silueta conserva su apariencia original, es un magnífico ejemplo de arquitectura Tudor. Enorme pero íntimo, acogedor y lleno de historia, permite disfrutar de la serenidad y el sabor de la herencia británica, en habitaciones dignas de la familia real. El chef Carl Cleghorn elabora sus platos tradicionales –incluyendo opciones vegetarianas– con verduras de los jardines del castillo y productos de granjas cercanas.


  • Ballynahinch Castle (Connemara, Irlanda). Enmarcado por una cadena montañosa baja, frondosos bosques y las tranquilas aguas del río Owenmore, el castillo de Ballynahinch parece sacado de una postal. Ubicado en el oeste de Irlanda, logra la hazaña de ser majestuoso y acogedor, sofisticado pero sencillo. Los amplios ventanales de sus cálidas habitaciones ofrecen vistas a la campiña irlandesa como si fueran cuadros de paisajes. El chef español David Bodas Gutiérrez (oriundo de Talavera de la Reina) combina su dominio de la cocina tradicional con su conocimiento como nutricionista y demuestra que la alta cocina también puede ser equilibrada.


  • Aïda Hotel & Spa (Crans-Montana, Suiza). Los visitantes de este hotel, exclusivamente para adultos, descubrirán un chalet de 18 espaciosas suites, recientemente renovadas, que ofrecen impresionantes vistas de los Alpes suizos y de la estación de esquí de Crans-Montana. El spa también llama la atención por sus amplios espacios abiertos: 300 m2 de bienestar, ideales para después de una jornada de senderismo o esquí. El chef Franck Reynaud, galardonado con una estrella Michelin, adora su región y saca lo mejor de sus sabores tradicionales a través de sus cep puddings y purés de patata trufada, entre otras especialidades. Apertura prevista para diciembre de 2021.


  • Maison Décotterd (Montreux, Suiza). Este restaurante está ubicado en el corazón de la riviera suiza, en el antiguo hotel Bellevue, sede de la prestigiosa escuela de catering de Glion. Ofrece una sublime panorámica sobre el lago de Ginebra y los Alpes, en un ambiente Belle Époque acorde con el estilo del edificio. El chef Stéphane Décotterd (dos estrellas Michelin), comprometido con ofrecer ingredientes 100 % locales, cada mañana recoge hierbas frescas para dar sabor a los pescados que elabora (lucios, tencas, truchas…), con un estilo de cocina que describe como «responsable y audaz, pero nunca estático, como las aguas del lago que tanto me inspiran».


  • Brindos, Lac & Château (Anglet, Francia). A pocos minutos del aeropuerto de Biarritz, el château de Brindos ha sido recientemente renovado. Desde la zona de recepción hasta cada una de sus 29 habitaciones y suites, reafirman con orgullo su identidad española y morisca y reflejan el ambiente festivo que el lugar ha cultivado desde sus inicios. El lago privado de 12 ha tiene capacidad para diez suites flotantes, auténticos refugios de ensueño. Dos piscinas, una cubierta y otra al aire libre, y un amplio spa completan el conjunto. Su restaurante propone cocina vasca y productos frescos de la costa atlántica. Apertura prevista para primavera de 2022.


  • Stonehaven Le Manoir (Sainte-Agathe-des-Monts, Canadá). Stonehaven es un bastión de elegancia en el corazón de las Laurentides, Canadá, donde los bosques se funden con los lagos. Fundado en 1908, el hotel ha sido renovado recientemente para resaltar el espíritu art déco de sus primeros años. Cuenta con un jardín italiano, una de las joyas de la corona de Quebec, y 34 idílicas habitaciones, espaciosas y acogedoras. En el restaurante, el chef francés Éric González combina productos de cercanía con las especialidades clásicas de su país natal.


  • Alex Lake Zürich (Zúrich, Suiza). Este hotel ofrece unas vistas incomparables al lago de Zúrich: de hecho, parece flotar sobre el agua. Sus 41 suites y dos áticos, con amplios ventanales y un interiorismo en colores claros, están repletos de luz. En su restaurante, el chef Michael Schuler potencia los ingredientes "de la granja a la mesa" y combina alimentos cultivados en el huerto del hotel con sabores de todo el mundo. Miembro del grupo suizo The Living Circle, el hotel Alex Lake tiene un enfoque ecológico de máximo respeto a la naturaleza y el objetivo de eliminar todo residuo plástico para 2023.


  • Saisons Restaurant (Lyon, Francia). Situado en el corazón de un parque centenario al oeste de Lyon, el château du Vivier alberga el restaurante Saisons. El establecimiento pertenece al Institut Paul Bocuse, una prestigiosa escuela internacional de gestión hotelera y artes culinarias. El talentoso y joven equipo de Saisons está dirigido por el tres estrellas Florian Pansin, el Meilleur Sommelier de Francia Gaétan Bouvier y el Meilleur Ouvrier de Francia Davy Tissot, ganador del Bocuse d'or 2021, quienes transmiten su experiencia y entusiasmo a los talentos del mañana, de 70 nacionalidades diferentes. Juntos ofrecen una experiencia culinaria basada en los ingredientes del momento, como sugiere el nombre del restaurante –estaciones–, seleccionados tanto de los mejores agricultores locales como de la huerta del restaurante, y se acompañan de añadas excepcionales para sorprender a los clientes que buscan una mezcla de tradición y modernidad.