Tres brotes vegetales que ayudan a ser más feliz y relajados

Llevar una alimentación equilibrada es un aspecto fundamental para cuidar la salud, por ello, el consumo de frutas y verduras es imprescindible para disfrutar de una dieta saludable, no solo porque es positivo a nivel físico, sino que también puede hacernos sentir más felices o relajados.



Sin embargo, son muchas las variedades vegetales que la tierra brinda y muy pocas las conocidas por los españoles. Tanto es así que un 78% de los españoles no sabría mencionar variedades de brotes más allá de la rúcula o el canónigo. Así lo revela Florette en El sabor de la felicidad, encuesta que recoge los datos de la II edición del informe Comer Bien Para Ser Feliz.


De este modo, y aunque existen más de 60 variedades de lechugas y brotes, muchos de ellos son desconocidos para los españoles. Entre ellos, el lollo rojo, la savia roja o el tatsoi que, además de tener sabores que combinan matices amargos, minerales y salinos, contienen vitaminas B6, B9 y hierro, fundamentales en la regulación de la serotonina u hormona de la felicidad.


Del mismo modo, la encuesta revela que los brotes y vegetales más consumidos por la población, como la escarola o el canónigo, también son claves para mejorar nuestro estado de ánimo. Por ello, por el Día Mundial de la Alimentación, que se celebra cada 16 de octubre, profundizamos en las características y beneficios emocionales de estas variedades de la mano de Miren Aierbe, asesora culinaria y nutricional de Florette.


ESCAROLA

De textura carnosa y firme acompañada de un sabor intenso y fresco, la escarola destaca por el contraste de amargos y dulces y por tener un alto contenido en Luteína. Este tipo de carotenoide ayuda a reducir el estrés, ya que influye en la reducción del cortisol, la hormona del estrés. Asimismo, combina a la perfección con otros vegetales como el canónigo o el radicchio. Una receta que podemos elaborar con este producto es una ensalada con espárragos y fresones.


ESPINACA

Consumida por casi el 75% de la población, este brote de color verde oscuro muy llamativo y una hoja tierna de sabor vegetal suave ligeramente ácido, con matices minerales y terrosos, ayuda a la regulación de la serotonina, gracias a su alto contenido en ácido fólico. Para incluirlo en la dieta diaria, proponemos unos rigatoni a la carbonara con espinacas.


CANÓNIGO Y RÚCULA

Ambos brotes tienen un alto contenido en vitamina C, un tipo de sustancia que desempeña un papel importante en la aceleración de la hormona de la felicidad. Además de otros muchos beneficios físicos, ayuda a reducir el nivel de estrés y ansiedad, ya que regula la producción del cortisol (el exceso de cortisol produce estrés, empeora el sueño, falta de concentración…). La carencia de esta vitamina también puede conducir a una sensación de cansancio, fatiga y menos energía. Una receta que se puede preparar con estos brotes es un tartar de tomate.


Otro de los aspectos que los consumidores tienen muy en cuenta a la hora de llenar el carrito de la compra es el medioambiente. Además de contribuir con ello al cuidado del planeta, el 75% de los españoles afirma sentirse más feliz cuando consume productos sostenibles.