Las mejores croquetas de España

Tras los excesos de las fiestas, cuando estamos recuperándonos de las comilonas llega el 16 de enero el Día Internacional de la Croqueta. Este manjar es uno de los platos más típicos en las tapas españolas y que a todos gusta.


Es originario de Francia, aunque es más popular en Sicilia, en los Países Bajos y en España; donde puede comerse como acompañamiento, plato principal, entrante o tapa. Un clásico entre los clásicos donde la bechamel es la clave y los sabores pueden ser inagotables.


Las mejores tartas de queso


Por ello, te proponemos una lista de la A a la Z, para que tengas siempre a mano, de restaurantes en Madrid, Valencia, Marbella, Alicante, Toledo, Palencia, Vigo o Ibiza, donde poder degusta en España las mejores croquetas:


Amargo place to be

(Calle del Pez, 2. Madrid)


Croquetas de boletus y trufa (Amargo Place to be)

Ofrece un auténtico ‘maratón gastronómico’ que comienza con el desayuno y el novedoso brunch diario, pasando por su completo menú de mediodía, y la original y apetecible carta internacional maridada con la mejor coctelería de autor. Eso sí, entre sus propuestas más clásicas, las croquetas de chipirones en su tinta o de boletus y trufa ocupan un lugar importante y son ideales para compartir y abrir boca, ¿con qué variedad te quedas?.


Alma of Spain

(Calle José Abascal, 8. Madrid)


En Alma of Spain se esfuerzan día a día por ofrecer un servicio de lujo y la mejor cocina tradicional y de mercado. Un menú con denominador común, los ingredientes más exquisitos de la geografía Española. Por lo que las croquetas de jamón ibérico cremosas del chef Borja Segura son pura tradición y sabor… En su barra siempre son un imprescindible.


Belbo Piropo

(Plaza Santa Ana, 3. Madrid)


En plena plaza Santa Ana, Belbo Piropo ofrece una experiencia que apuesta por la cultura mediterránea representada tanto a través de la gastronomía como en la forma de vivirla. Un espacio desenfadado e informal cuya estética e interiorismo traslada al comensal a la esencia de la vida relajada de la costa. En su carta se puede disfrutar de los tradicionales espetos de las playas de Málaga, arroces de diferentes estilos, mariscos frescos del día como los mejillones del Delta del Ebro o los langostinos de Sant Carles de la Rápita, o entrantes para compartir, como las croquetas de puchero.

Big Mamma

(Villa Capri - / Hortaleza, 118- y Bel Mondo -C/ Velázquez, 39. Madrid)


El conocido grupo Big Mamma, que ofrece lo mejor de los productos de temporada traídos directamente de pequeños productores de la bota italiana y locales, ofrece croquetas “Alla Italiana”, se llaman Croquestar (8€) y están disponibles en Bel Mondo y Villa Capri. Cinco croquetas rellenas de bechamel de trufa con jamón y un toque de trufa fresca de Molise.


Burger Shack

(Calle de Augusto Figueroa, 32. Madrid)


¿Una hamburguesa con una croqueta dentro? ¡Sí! Una de las señas de identidad del restaurante son los shacks. Se trata de una croqueta de queso empanado que se añade en el interior de su hamburguesa más famosa, la Burger Shack. Está disponible en cinco sabores: cheddar fundido con jalapeños, cheddar fundido con setas Portobello, cheddar fundido con chistorra y pimiento verde ahumado, queso crema fundido con bacon y cebolleta china y queso azul fundido con nueces.


Condumios Taberna

(Calle Juan de Mena, 12. Madrid)


Situado en un enclave único de la capital, a escasos metros del Parque del Retiro y de la Iglesia de San Jerónimo El Real, Condumios Taberna cuenta con una carta repleta de elaboraciones tradicionales y deliciosas respetando la materia prima: carnes, pescados, guisos, chacinas y postres. Propuestas acompañada de las mejores Denominaciones de Origen de nuestro país.


Con 2 Fogones

(Calle San Bernardino, 9. Madrid)


En uno de los barrios con más encanto de Madrid se encuentra este restaurante con recetas de todo el mundo y que acoge a todo tipo de comensales. Y es que aquí conviven platos saludables con ‘pecados’ para darse un capricho. Una carta que incluso se refleja en el local: ecléctica, viajera, cálida y mestiza, en la que por supuesto, no faltan las croquetas de jamón.


El Escondite de Villanueva

(Calle de Villanueva, 26. Madrid)


Muy cerca del retiro y de la Puerta de Alcalá, en 2001, nació uno de los escondites con mayor encanto de Madrid, el Escondite de Villanueva, un concepto de restaurante diferente. Este local de ambiente y luz cálida, propone unas deliciosas y aromáticas Croquetas de jamón y trufa blanca.


Estrella del Bajo Carrión

(Calle Mayor, 32. Villoldo. Palencia)


Este restaurante hotel u hotel restaurante, es la casa madre del Grupo Villoldo o mejor dicho, de la familia Pedrosa, y las croquetas que sirven, de la casa de jamón de bodega y queso de oveja, en este enclave mágico a poco más de dos horas de Madrid, en el corazón de la ruta del románico y a un paso de la montaña palentina están igual de ricas que las del madrileño Villoldo.


Iván Cerdeño, Cigarral del Ángel

(Carretera de la Puebla de Montalbán, S/N. Toledo)


Reconocido con una estrella Michelin por su proyecto El Carmen de Montesión, el chef Iván Cerdeño, ganador del VII Concurso a la Mejor Croqueta de Jamón Joselito de Madrid Fusión, ha trasladado su cocina toledana al restaurante Iván Cerdeño - Cigarral del Ángel, dentro del histórico espacio de Toledo. En el restaurante homónimo del chef, sus croquetas se pueden degustar con el Menú de Mediodía (40€) y el Menú Monte y Ribera (60€). Asimismo, también se pueden pedir fuera de carta para añadirlo a cualquier otro menú.


La Barra de Villoldo

(Plaza Rinconada de San Miguel, 2. Palencia)


Es un bar para comer, beber y estar. Algo a lo que invitan tanto su carta, de carácter informal y, como no podía ser de otra manera, con el producto de temporada como protagonista, como su bonita y acogedora decoración y céntrica ubicación, sin olvidar, que es la única terraza de la majestuosa plaza que la acoge. Si nos sentamos a comer, el picoteo manda y no pueden faltar las Croquetas caseras de jamón de bodega y Grana Padano y las Croquetas de manos y morro de cerdo.


La Mesa de Conus

(Rúa San Roque, 3. Vigo)


Víctor Conus, un joven que cocina como los ángeles y no deja de conquistar paladares en Vigo con su concepto de mesa y menú únicos propone un menú degustación en el que no faltan las Croquetas de la Yaya, que además, a través de la web www.jamonesdonalola.com las mandan a cualquier punto de la Península.


La Terraza del Santo Domingo

(Calle San Bernardo, 1. Madrid)


¿A quién no le gusta disfrutar de una comida, cena o tomar un cóctel con unas espectaculares vistas panorámicas de Madrid? La capital tiene un renovado rincón que reúne todos los ingredientes para convertirse en el nuevo place to be del centro, La Terraza del Santo Domingo. Un acogedor espacio en las alturas donde además se come de maravilla y en su apetecible carta no faltan las deliciosas Croquetas del chef: gambas, puerro y bacalao o las clásicas de jamón ibérico.


Makkila

(Calle de Fernando VI, 2 . Madrid)


El grupo de restauración Makkila presentan una nueva versión: Carbonara, con Guanciale, yema de huevo, pimienta y queso Idiazábal, que se unirá a la que ya tienen que es un éxito de Pollo Asado y Salsa Siracha.


Maymanta

(Carrer Salvador Camacho, s/n. Ibiza)


El reconocido chef Omar Malpartida ha logrado poner a Perú en el mapa de la alta gastronomía de Ibiza desde el restaurante que dirige: Maymanta. Abierto a partir de las 19:00h (perfecto para disfrutar del atardecer) y ubicado enuna espectacular terraza panorámica en la Bahía de Santa Eulalia del Río, propone Croquetas de ají de gallina y mahonesa de huevo frito dentro de su reconocido menú degustación.


Nativo

(C/ Els Clavells, 24. Ibiza)


La propuesta culinaria de Nativo viene también de la mano de Omar Malpartida, cuya cocina posee un fuerte compromiso con la ecología, con lo local y con los productos de temporada, con una particular fusión de la mejor cocina latinoamericana o asiática con raíces mediterráneas. En su menú propone la Croqueta Libanesa con salsa harrisa, taratur y limón encurtido para disfrutar en un entorno único, tranquilo y paradisiaco.


Nuevo Gerardo

(Av. de Alberto de Alcocer, 46. Madrid)


El restaurante de Grupo Oter que nacía hace más de 25 años en el barrio de Chamartín y se erige sobre dos pilares básicos: la mejor materia prima y el cariño en la cocina. Su propuesta gastronómica, a cargo del chef José Antonio García, se mantiene fiel a su filosofía de traer lo mejor del litoral mediterráneo a Madrid. Mariscos, pescados, pulpos, arroces y los mejores cortes de carne se convierten así en los protagonistas de una cocina que apuesta por el recetario tradicional. Nuevo Gerardo propone una selección de Croquetas cremosas del chef, de ibérico y carabineros (13,50€).


Oslo

(Calle Catalans, 8. Valencia)


Este restaurante vegetariano situado en el barrio del Carmen de Valencia, lleva desde su apertura en 2014 sirviendo dos recetas de croquetas que ya son marca de la casa. Se trata de las croquetas de gorgonzola con nueces, higos y lima; y croquetas de boletus y avellanas tostadas. Estas últimas se elaboran con cremoso de azafrán y pimentón de La Vera.


perretxiCo

(Calle Rafael Calvo, 29. Madrid)


La conocida taberna vitoriana experta en pintxos de autor gracias a su departamenteo de I+D, perretxiCo, del galardonado chef Josean Merino, propone unas cremosas Croquetas de mejillón tigre que se pueden disfrutar en casa con su servicio delivery o en alguna de sus tabernas en C/ Rafael Calvo, 29, C/ Narváez, 40 o en C/ Corazón de María, 37. Esta versión del mejillón tigre es una reinterpretación del clásico para poder disfrutarse de un solo bocado y sin cucharilla. Su forma redondeada hace que muchos clientes se refieran a ellas como "trufas del mar".


Pez Fuego

(Calle de Orense, 68, Madrid)


Ubicado en el corazón financiero de Madrid, Pez Fuego (C/ Orense, 68. 28020 Madrid), la propuesta de Grupo Oter especializada en brasas, con su sala dividida en varios ambientes y su acogedora terraza habitual, ofrece una cocina basada en pescados y mariscos cocinados al fuego, centrándose en la vuelta al origen, la sencillez y la calidad de el producto con la mínima manipulación. Propone Croquetitas caseras al estilo del Chef, ¡diferentes cada día!


Piantao

(Paseo de la Chopera, 69. Madrid)


La expresión 'poner toda la carne en el asador' nunca tuvo mejor representación en la capital, y es que este nuevo local trae a Madrid las brasas argentinas más exclusivas; es la gran apuesta del reconocido chef Javier Brichetto. Y casi que de la brasa salen también sus croquetas ya que su relleno es de asado de ternera, que nadie se olvida de pedirlas.


Prístino

(Paseo de Eduardo Dato, 8. Madrid)


Este restaurante del centro de la capital basa su cocina y lo que se cuece en sus fogones en esa esencia de los productos, en lo primigenio del hecho de comer, en lo prístino. Proponen sus croquetas melosas de jamón, protagonistas de la oferta gastronómica de este elegante establecimiento que consiste en platos clásicos, marcados por sabores de toda la vida, en los que se combinan la tradición madrileña con técnicas de cocina modernas.

Quinqué

(Calle Apolonio Morales, 3)


El restaurante Quinqué ofrece una cocina tradicional fresca y desenfadada. Un proyecto emprendido por dos jóvenes y talentosos chefs con una trayectoria profesional muy respetada en el circuito gastronómico, Carlos Griffo y Miguel García elaboran una cocina de mercado basada en la tradición, en la que el cariño y la técnica van de la mano para sacar lo mejor del producto de temporada a un precio ajustado y así hacer accesible la buena gastronomía a todos los bolsillos, sin descuidar un ápice la calidad, como sus deliciosas Croquetas de jamón.


Ronda 14

(Calle General Oráa, 25. Madrid)


La cocina de Mario Céspedes en Ronda 14 es el resultado de la insólita unión entre la cocina peruana, y sus diferentes variantes, y la cocina asturiana. Pero, sobre todo, "es una fusión de emociones, vivencias y afectos". De lo aprendido a lo largo de una dilatada experiencia profesional, de los recuerdos de sus viajes, su infancia y sus primeros trabajos en Lima y de un profundo amor por la cocina y por una tierra: Asturias. Entre sus propuestas, se encuentran sus deliciosas Croquetas de jamón.


Sabbaba Montesol

(Paseo de Vara de Rey, 2. Ibiza)


Sabbaba Montesol, la sucursal ibicenca de Balagan, el conocido restaurante parisino de cocina israelí, se trata de una inédita experiencia gastronómica, en la que la cocina israelí se funde con el mediterráneo en un ambiente festivo y divertido, dirigido a todos los públicos. Con su la terraza-coctelería en la azotea, se ha convertido en punto de encuentro de influencers, celebrities y personalidades de la isla que buscan dejarse sorprender por nuevos sabores, como su versión de croquetas, Pulpo-Lafel, falafel de garbanzo y pulpo con queso Labneh, mango amba y pulpo en escabeche.


Terre

(Passeig Esplanada d’Espanya, 11. Alicante)

Disfrutar de la brisa del Mediterráneo mientras te deleitas con unas buenas croquetas puede ser una de los planes gastro más atractivos. En la carta de Terre, el restaurante de Grupo Murri especializado en cocina de producto que apuesta por la temporalidad y la sencillez en el tratamiento de las materias primas, proponen dos versiones: las de rabo de toro (11€), con guiso de rabo de toro sin bechamel, doble rebozado y acompañadas con mahonesa de alga wakame; y las tradicionales de jamón ibérico (10€), acompañadas por una mahonesa de jamón en la base.


Zaga

(Calle Bretón de los Herreros, 39. Madrid)


Situado en la gastronómica zona de Ponzano, se ha consolidado como lo que pretendía en su origen, un restaurante en el que el producto sea quien marque el día a día; un restaurante del que siempre se salga pensando en cuándo volver. Propone sus cremosas Croquetas caseras de jamón o de bacalao.


#croquetas #gastronomía #restaurantes #Madrid #comida #España #tradicional #cocina #Amargoplacetobe #AlmaofSpain #Piantao #Latajada #LacocinadeMariaLuisa #Colósimo #Taberneros #Ponzano #Matritum #BorjaSegura #IsaacFernández #JavierBrichetto #SaraPeral #CondumiosTaberna #Terre #Alicante #Valencia #Toledo #díade